27 de diciembre de 2013

Agradecida y Emocionada...


Como cantaba Lina Morgan: "Agradecida y emocionada, solamente puedo decir: Gracias por venir", me imagino que estaréis pensando porque digo esto...pues veréis hace algún tiempo ya os conté que Mini Yo fue a ver a sus antiguos compañeros de clase, 5-C, que estuvieron súper cariñosos con ella y dijeron que un día podían quedar para verse. Yo, la verdad es que pensé que no iba a ocurrir, que son cosas que se dicen como cuando nosotros los adultos te encuentras con alguien al que hace mucho tiempo que no ves y le dices: bueno cuando quieras tomamos un café, y nunca lo tomas porque no encuentras el momento; pero los compañeros de Mini Yo lo dijeron de verdad...
A mediados de mes, fui con Mini Yo a una revisión al hospital y me encontré con Mar, la madre de Mónica (compañera de Mini Yo de clase) y me pidió el teléfono para que en Navidad nuestras hijas se vieran. Este jueves me llamo por teléfono, Mar, para quedar el viernes Mónica, Isabel y Mini Yo a comer en Mac Donalds. Cuando se lo conté a Mini Yo estaba súper ilusionada por ir con Mónica e Isabel, y estaba bastante nerviosa. Imaginaos como estaba yo, que no se quien de las dos estaba más nerviosa e ilusionada por ello, era la primera vez que quedaba.
Así qué fui a comprarla un monedero para que guardase el dinero, y hable con mi padre, su abuelo Javier, para que le diera el monedero con el dinero, y le dijera cuando se lo diera: "toma para que comas con tus amigas, que eres una chica mayor"; que sabía de antemano que le iba a hacer muchísima más ilusión que si yo le daba el dinero en el monedero, porque el abuelo Javier es el abuelo!!!!!!
Al llegar al Mac Donalds tuvimos una agradable sorpresa: empezaron a aparecer no sólo Mónica e Isabel, allí estaban Cecilia, Jimena, Maura, Victor, Adrián, Fernando, Camerón, Miguel y Gabriel; nos quedamos de piedra las dos, Mini Yo estaba contenta, nerviosa y con una sonrisa de felicidad, impresionante, de verdad; teníais qué habernos visto a las dos.
Los chicos se pusieron a jugar, y mientras la madres nos quedamos allí,  hablando, para controlarlos, que para ser sincera se portaron como auténticas personas mayores. Luego entraron a comer, y Mónica se ocupo de Mini Yo: se puso a la fila con ella, le pregunto que quería comer y llevo en su bandeja la comida de Mini Yo; después  se sentaron las chicas por un lado y los chicos por otro, a comer. Y al terminar a volver a jugar.
Mientras, nosotras, las madres seguíamos hablando, y yo me sentía como en una nube, como si flotara, como si realmente no lo estuviese viviendo, ver a Mini Yo comiendo y jugando como uno más del grupo. Una de las madres dijo una frase que me gusto mucho y me hizo entender porque la clase 5-C sabe y demuestra que lo esencial es invisible a los ojos, dijo:" los niños especiales aprenden cuando están con otros niños, pero los nuestros también aprenden de ellos". Así qué como dicen que de tal palo tal astilla, con esos maravillosos padres que tienen esas ideas como no van a ser sus hijos buenas personas.
Desde este mi rincón quiero dar las gracias no sólo a los compañeros de Mini Yo por esa quedada (chicos, ya sabéis el gran cariño que os tengo) sino a sus padres, que en estas fechas, en las que todos andamos super liados, han dejado de lado sus cosas por un tiempo, para que tuviera lugar esa comida, que realmente no sabéis lo maravillosa que fue para las dos. Y por supuesto, mi agradecimiento a Mar, la madre de Mónica, que fue quien lo organizo y lo inmortalizó en unas fotos que dentro de poco tiempo decorarán la habitación de Mini Yo, para que cuando las mire recuerde ese maravilloso y estupendo día en compañía de sus amigos de clase.





15 de diciembre de 2013

Día de chicas

Me imagino que estaréis pensando que guay, la mama de Mini Yo sale con sus amigas!!!!!!!!Bueno pues el "Día de chicas" no es así exactamente, os voy a explicar que es un día de chicas y porque surgió.
Surgió hace unos tres años, cuando Celia, mi sobrina, iba a cumplir años se me ocurrió regalarle algo especial y que le gustase mucho, y no un juguete, así que me invente el "Dia de Chicas".
El "Dia de Chicas" consiste en que Mini Yo, Celia y yo nos vamos de tiendas, les compro algo de ropa a las dos y luego comemos juntas, vamos como las chicas de Sexo en Nueva York, salvando las distancias, jajajaja.
El día comienza llevando a Mini Yo a la peluquería, y mientras la ponen guapa voy a buscar a Celia, recogemos a Mini Yo, y nos vamos a Zara y a Benetton, en las tiendas, se prueban algún vestido o alguna camiseta, y les compro lo mismo a las dos, ya que les encanta ir igual vestidas. Luego cada una con su bolsa, y muy contentas con su compra, nos vamos a comer a su sitio favorito, que es? ta chan Burguer King, si su paladar no es muy exquisito que digamos!!!!!!
Así qué lo qué empezó siendo un regalo de cumpleaños, se ha convertido en una tradición que hacemos siempre en vacaciones, y como a partir del día 20 estarán de vacaciones, pues ya se acerca el Día de Chicas, que no sabéis la cara de felicidad que se les pone a Celia y a Mini Yo, porque se sienten mayores e importantes, y sobre todo porque Juan como es chico no lo puede hacer. Y lo entusiasmadas que llegan, y como se lo cuentan a sus abuelos y a mi hermana. Vamos que parece que hemos arrasado la "Milla de oro de Madrid" y comido en un Restaurante de Tres Estrellas Michelin.
Pero no sólo es lo que ellas disfrutan, sino que a mi también me gusta y estoy deseando que llegue el Día de Chicas, porque a todo el mundo le dicen que hoy es Día de Chicas, y me hacen sentir muy especial y orgullosa por lo bien que se portan y porque les parece que es lo mejor del mundo. Y Mini Yo disfruta muchisimoooo ese día, porque se siente una chica mayor.
Y al terminar, y volver a casa, Celia me dice: "tita, te quiero mucho mogollón" y Mini Yo dice: "mami, eres la mejor del mundo mundial" y esas frases hacen que esté deseando que vuelvan a tener vacaciones para repetir otro "Día de Chicas".

11 de diciembre de 2013

Juan y Celia

Tengo dos sobrinos, Juan que tiene ocho años y Celia que tiene cinco; ellos son mis príncipes porque como dice Celia: "Mini Yo es la reina porque es la mayor". Ellos adoran a Mini Yo y viceversa, y pasan mucho tiempo juntos, y son buenos, comprensivos y pacientes cuando juegan con Mini Yo, porque cuando se produce una discusion entre ellos y hay que ir a poner paz, siempre ceden ellos, bueno cede Juan porque Celia es bastante tozuda , y como Mini Yo no es capaz de razonar ciertas cosas, al final siempre dicen, vale porque "Mini Yo es nuestra prima especial".
Gracias a ellos he hecho y hago cosas que con Mini Yo no podía hacer, y no penseis que son grandes cosas, que va, son pequeñas cosas como jugar a la goma, saltar a la cuerda, verles montar en bici o en patinete.
Hay otras cosas que también hago con Mini Yo, como explicar la historia de la ciudad o llevarla a ver algun museo pero que disfruto mucho más  con Juan porque le encantan estas cosas y al llegar las vacaciones siempre me dice que le explique la historia de algún edificio o que le lleve a algún museo. 
Con Mini Yo también voy de tiendas, pero en general se aburre, sobre todo si voy a ver ropa para mi y no le compro nada a ella mientras que a mi sobrina Celia le chifla que vayamos de tiendas, así que a veces nos vamos las dos, porque le encanta y no le importa que vayamos a ver ropa para mi.
Así qué con Juan o con Celia, gracias a ellos disfruto de pequeñas cosas que son un poco más difíciles de disfrutar con Mini Yo.







5 de diciembre de 2013

La carta a los Reyes Magos

Ahora que ya estamos preparando las Navidades, y que este fin de semana pondremos el árbol en casa, que Mini Yo dice: "mami yo te doy los regalitos y las bolitas, y tu los pones" y mientras Mini Yo esta sentada en el suelo mirando como lo voy adornando. 
Después de poner el árbol y un pequeño nacimiento, que viene? !!!!!!escribir la carta a los Reyes Magos!!!!!, así qué Mini Yo coge todos los "libros de juguetes" que es como Mini Yo llama a los catálogos de juguetes y me va diciendo los juguetes a los que le ha puesto un círculo o una cruz. No penséis que tiene uno o dos catálogos, nooooo suele tener hasta tres ejemplares del mismo catálogo porque le chiflan, y la verdad es que se entretiene mucho con ellos: poniéndoles círculos o haciendo cruces, así que procuro tener unos cuantos para que Mini Yo se entretenga solita, lo que no es fácil. Y no penséis que los tiene hace poco, que va, llevamos más de tres semanas con ellos, y eso significa dos cosas: la primera que la consabida pregunta: Cuando vienen los Reyes? Ya la ha hecho unas tres millones de veces y las que quedan...y la segunda que llevo tres semanas con una misión: que Mini Yo pida los juguetes que previamente he comentado con sus profes, juguetes para que le ayuden a aprender y que le gusten.
Así qué en la "Carta" que escribiremos el Domingo pedirá: el cubo de Rubick, un puzzle (este año de Peppa Pig), un proyector para dibujar (también de Peppa Pig), dos coches y más piezas para el escalestrix, un cartucho de Los Pingüinos de Madagascar para su maquinita, un juego de sumas, un tipo Ipad de letras, una Maquinita para aprender a hacer la grafía de las letras, un juego de bolos y algún libro (que no puede ser de Peppa porque los tiene todos). Como habéis visto son todos juguetes que le sirven para mejorar y con los que Mini Yo disfrutara jugando con su  mami un montón, y con alguno de ellos jugara solita, para que yo tenga un ratito de relax (como ahora, que esta jugando con su maquinita).


29 de noviembre de 2013

Explicar...ciertas cosas

Supongo que muchos habéis pasado por la amarga experiencia de tener conversaciones duras, difíciles o dolorosas con vuestros hijos, conversaciones que hubierais preferido no tener o tener mucho más adelante: explicar un divorcio, una enfermedad, una muerte...que si a veces son incomprensibles para nosotros, imaginaos para ellos.
Este verano me tocó tener una de esas "conversaciones" con Mini Yo; llegó una tarde a casa del cole de verano, y mientras le ayudaba a desvestirse me dijo: "mami en el cole me han dicho que estoy enferma, y yo no estoy enferma ni malita porque no voy al hospital". Lo primero que pensé fue: "malditos niños con lo bien que estaban calladitos".
Entonces le dije: "ven Mini Yo siéntate en tu cama al lado de mami que vamos a hablar". Mini Yo sabe que cuando quiero hablar en serio o sobre algo serio con ella, nos sentamos una al lado de la otra en su cama o en la mía, y me mira a la cara para prestarme toda su atención, que a veces no es fácil conseguir que me escuche atentamente.
Así que con Mini Yo sentada a mi lado en su cama, y yo con un nudo en el estómago, intentando que no me temblase la voz y que mis lagrimas se quedarán quietecitas en su sitio, le dije: "Mini Yo tu sabes que en nuestra cabecita tenemos unas bombillitas, bueno pues algunas de tus bombillitas no funcionan bien y por eso te dicen que estas enferma". Mini Yo me miro y dijo: " como las bombillas de casa?" si conteste yo, y Mini Yo continuo "pero en casa cuando se funden las bombillas tú las cambias y hay luz". Yo seguí diciendo: "sí pero es que las bombillitas de la cabeza no se pueden cambiar, y como tú tienes algunas bombillita fundida, pues eso hace que no camines bien", Mini Yo me dijo: "mami yo ando muy bien con las plantillas especiales (así llama Mini Yo a las dafo)", yo le dije: "como alguna bombillita está estropeada hace que no hables muy bien", Mini Yo replico: "yo hablo bien, mami", yo le dije: "no Mini Yo, que a veces cuando hablas mami no te entiende", viendo que seguía en sus trece, y que no me estaba comprendiendo, le dije: "Mini Yo no puedes abrocharte los botones o atarte los cordones, o todavía no sabes leer, y eso es porque te cuesta un poco más hacer o aprender algunas cosas; y pasa porque algunas bombillitas no funcionan bien". Mini Yo me miró y dijo: "Ya". Y entonces hice que Mini Yo repitiese lo que acababa de decirle para ver si lo ha entendido, y me lo repitió; aunque para ser sincera no sé hasta que punto lo había comprendido.
Pero a partir de ese momento me di cuenta que empieza a ser consciente de sus "limitaciones", que supongo que antes se daba cuenta de ello,pero nunca hasta ese momento, lo había verbalizado.

27 de noviembre de 2013

La gaviota...en el papel de buena

Bueno, ya sabéis como es de mala la gaviota con Mini Yo; pero también la gaviota es buena con Mini Yo, os lo explico: cuando Mini Yo era pequeña, y en casa le daba galletas de chocolate para desayunar o chocolate como premio por haberse portado bien, había un gran, grandísimo problema que Mini Yo no se conformaba con tres o cuatro galletas ni con tres o cuatro onzas sino que quería todo el paquete o toda la tableta (que la entiendo, que a mi a veces, muchas veces, me pasa lo mismo; vamos que me comería el paquete o la tableta de una sentada, oye, y sin remordimientos que hay veces que me lo he ganado, jajajajaja) pero evidentemente con Mini Yo no puede ser así, porque un adulto sabe que alguna vez o muy de vez en cuando, vale; pero si a Mini Yo le dejas hacerlo una vez, estás perdido porque cada vez que vea el paquete de galletas o la tableta de chocolate lo va a querer entero. Así que para no tener que discutir con Mini Yo, ni enfadarme con ella, ni ver como se sube a una silla para abrir los armarios de la cocina para coger el chocolate o los paquetes de galletas, que hago? Pues a mi madre se le ocurrió usar el recurso de la gaviota, así, si es buena y obediente, la gaviota viene y le deja en un plato de postre unas galletas de chocolate o unas onzas de chocolate, o una chocolatina. Y entonces Mini Yo se acerca a la ventana y dije: "gracias gaviota, mañana si soy buena con mami me traes más chocolate?"

23 de noviembre de 2013

La gaviota... en el papel de mala

Bueno, que estaréis pensando que demonios: ¡qué relación hay entre Mini Yo y las gaviotas?!
Veréis cuando Mini Yo era pequeña, tendría unos cinco o seis años, y no recogía sus juguetes o los dejaba desperdigados por la casa de mis padres, yo le decía: Mini Yo a recoger, que si no dejas todos los juguetes guardados te los quito, ella contestaba: "que me importa". Así que se los quitaba, y los guardaba fuera de su alcance, entonces Mini Yo empezaba a gritar como una posesa; "Mama eres mala, mama eres mala"...así estaba un buen rato, gritando por toda la casa, mientras buscaba sus juguetes. Y claro como casi todos los días dejaba los juguetes por todos los sitios, pues mama era mala no, sino malísima, que seguro que los vecinos pensaban que era la madrastra de la Cenicienta, de como lo gritaba Mini Yo día sí y día también; y yo además acababa cansadísima de todos los días tener que soportar la misma cantinela; pero tenía que aprender que hay que recoger los juguetes.
Así que a mi madre se le ocurrió que como a Mini Yo le impresionaban un poco las gaviotas, se oyen mucho, son grandes, y las veía todos los días, pero sobre todo las oía. Que la gaviota era la que venia a casa y se llevaba sus juguetes y cuando era buena y obediente se los devolvía. A partir de ese momento, cuando Mini Yo dejaba los juguetes tirados y yo le decía: Mini Yo recógelos que si no lo haces viene la gaviota y se los lleva, ella a veces respondía: "que me importa" y los juguetes desaparecían, pero ya no era mama la mala, sino la gaviota; así que se iba a la ventana y decía: "gaviota voy a ser buena y me traes los juguetes".
A día de hoy, cuando quiero que Mini Yo haga algo o recoja sus juguetes, y ella contesta: "que me importa" le digo si no lo haces la gaviota te quita "juguete favorito" o si no los recoges la gaviota se los lleva, y como sabe, que los juguetes no están cuando regresa a casa, pues hace lo que le he pedido o lo recoge todo sin rechistar, o no lo hace y cuando vuelve a casa no esta su "juguete favorito" o los juguetes que no ha recogido. Y entonces se va hacia la ventana y dice: "gaviota que hoy voy a recoger los juguetes, así que mañana me los devuelves" o dice: "gaviota, hoy voy a ser buena mañana me devuelves los juguetes?"
Lo que Mini Yo no ha descubierto, es que cuando desaparecen los juguetes, están todos debajo de mi cama, que tengo un arcón, que en algunos momentos ha llegado a parecer una juguetería, de todos los que había. Y sigue pensando que la gaviota viene por la ventana y le quita los juguetes...ssh ssh ssh espero que me guardéis el secreto.


19 de noviembre de 2013

El blog...! Premiado !

Si, habéis leído muy bien; este blog ha sido nominado para unos premios ¡Madre mía! que alegría me lleve ayer cuando me enteré, vamos que me puse tan contenta como si me hubieran nominado a los Oscars!!!
Así que hoy, vengo hablaros del blog, de mi blog (como diría Umbral), y de este y otros premios; la semana pasada visite el blog de Silvia cocinitas y vi que participaba en los Premios Web del Diario Montañes, y entonces pensé que buena idea. Si participo, cuando alguien entre en la página a votar a su favorito, puede que se de un garbeo y que descubra mi blog; así que decidí participar con la idea de dar a conocer y promocionar el blog. Y mira tú por donde...una bloguera me ha seleccionado para unos premios, ! mi blog ¡; pero no un premio cualquiera, no, los Liebster Awards, que son unos premios de unos bloggers a otros bloggers; con unas reglas que hay que seguir y copio de mi predecesora:
1-Nombrar a la persona/blog que te ha nominado.
2-Responder a un formulario de 11 preguntas, mi predecesora ha pedido que nombre 11 pequeñas cosas que nos hacen sonreír cada día.
3-Elegir 11 blogs que estén empezando y convertirlos en tus candidatos.
4-Formular 11 preguntas que tus nominados tendrán que responder.
5-Informar a los bloggers de su premio.

Así que voy a comenzar:

1- Mi agradecimiento a Isa Fomperosa autora del blog Mi percha vacía, que la primera regla creo que sobra, como no mencionar a quien te propone para un premio.

2- Las 11 pequeñas cosas que me hacen sonreír cada día son:
     1-Oir a Mini Yo decirme: "eres la mejor mami del mundo mundial".
     2-Que Mini Yo me diga: "te quiero mucho, mogollón".
     3-Ir con Mini Yo por la calle, y sin venir a cuento, que me diga: "mami muchos besitos, y comience a dármelos".
     4-A la vuelta de dejar a Mini Yo en el colegio, ver lo bonito que está El Sardinero y la Bahía a primera hora de la mañana.
     5-Tomar el café, después de la siesta, en silencio; y pensando en mis cosas.
     6-Comentar a alguien que no pertenece a tu circulo de allegados que tienes un blog, que lo lea y que te diga que le gusta, que está enganchado...
     7-Comprobar como las visitas al blog van creciendo de día en día.
     8-Recibir un mail de alguien al que hace mucho tiempo que no ves, y comprobar que a pesar del tiempo y la distancia sigue acordándose de ti.
     9-Ir caminando por Santander, escuchando música a todo volumen, y de repente darme cuenta que estoy cantando a viva voz.
    10-Ver como Mini Yo sigue pensando que la "gaviota" viene a casa (os lo explicaré en un post).
    11-Saber que estoy haciéndolo bastante bien con Mini Yo, aunque todo es siempre mejorable.

3-Mis nominados (algunos llevan tiempo en la blogosfera, pero yo los acabo de descubrir) y su razón son:
    1-La pizarra de Turú: Por ser tan original a la hora de buscar trabajo.
    2-Somosiphone: Por lo que me enseña sobre mi iPhone
    3-Jugando a las cocinitas: Por hacer sencilla la tarea de cocinar.
    4-Una terapeuta temprana: Porque sus posts me alientan y animan.
    5-Desbloggenado: Porque me hace reír, y reír.
    6-Hija no hay más que una: Por su manera divertida y entretenida de contar las cosas.
    7-Esto es para una que lo quiere así: Por la misma razón que el número 6.
    8-Diario de un padre estresado: Porque me gusta esta versión masculina de la crianza.
    9-Soy madre de un adolescente: Porque como Mini Yo comienza esta etapa, algo podré aprender.
    10-Como no ser una drama mama: Porque muchas de sus frases también las oía a la mía.
    11-Estrellas en los ojos: Por la misma razón que 6 y7.

4-Mis preguntas son:
    1-Por qué decidiste escribir un blog?
    2-Por qué elegiste ese tema?
    3-Por qué le pusiste ese título?
    4-Que persona conocida te gustaría que fuese fan de tu blog?
    5-Qué capricho material te gustaría darte?
    6-Por qué ese capricho?
    7-Que sueño te gustaría que se cumpliera?
    8-A que blogger te gustaría conocer personalmente?
    9-De que blog no te pierdes un post y estas deseando leer?
   10-Cual es tu mejor momento del día para escribir?
   11-No puedes pasar un día sin...?

15 de noviembre de 2013

Soy y estoy feliz viviendo en "Holanda"


No me he vuelto loca, noooooo, para nada; simplemente para entender este post debéis leer primero esta carta de Emily Pearl Kingsley (yo la había leído hace tiempo, pero la he vuelto a leer hace unos días porque me la envío por Mail "una amiga que desde hace poco vive en Holanda")
http://www.netcom.es/acondro/social/holanda.htm
Ahora que ya la habéis leído supongo que entendéis el título de este post, os tengo que decir que hubo momentos en que desee despertar en Italia como si vivir en Holanda fuera un horror, el peor lugar del mundo; pero poco a poco comprendí y acepté que nunca iría a Italia; también vi que Italia tenía sus inconvenientes: es sucia y gritona;  y entonces lentamente, muy lentamente y con el paso del tiempo empecé a disfrutar y a ser feliz por vivir en "Holanda":
-Porque vivir aquí me ha hecho más tolerante, más paciente y menos egoísta.
-Porque me ha enseñado el valor del esfuerzo y la importancia de la constancia.
-Porque he aprendido a valorar los pequeños detalles.
-Porque disfruto con pequeñas cosas que antes no daba importancia.
-Porque he descubierto a muchas personas maravillosas con una paciencia infinita que ayudan a que Holanda sea más independiente y a que mi vida sea más fácil.
-Pero sobre todo porque ha sacado lo mejor de mi y soy mejor persona.
Por todo eso y mucho mas, ahora no imagino mi vida sino es en "Holanda".

13 de noviembre de 2013

Lo esencial es invisible a los ojos: 5-C

Esta frase que aparece en el libro (El Principito) sirve para describir el espiritu que han tenido los alumnos que hasta Junio de 2012 fueron durante cuatro años los compañeros de Mini Yo en el Colegio Castroverde.
La clase de 5-C siempre tendrá un hueco en mi corazón y procuraré que Mini Yo no se olvide de ellos, eso lo tengo muy fácil, ya que como despedida (Mini Yo dejaba el Colegio Castroverde para ir al Colegio de Educación Especial) le regalaron una libreta llena de dedicatorias  y también cada uno de ellos le dio un regalo, pero los regalos se estropean, se rompen de usarlos, o simplemente nos cansamos de ellos. Mientras que la libreta es un pequeño libro que refleja el amor, la amistad, el compañerismo...y esta libreta la tengo guardada como oro en paño para que cuando Mini Yo sepa leer pueda disfrutar de esos escuetos pero sinceros mensajes que le dejaron sus compañeros. Junto con la libreta y los regalos, su profesor le hizo un cuaderno lleno de fotos, donde aparece la clase en diferentes salidas, fotos del aula...
Así que el cuaderno lleno de fotos y la libreta me servirán en un futuro para que Mini Yo se acuerde de su clase, pues vosotros (clase 5-C) supongo que no olvidareis tan fácilmente (todavía os acordáis de ella, pues, ¡ menudo recibimiento ! la hicisteis la semana pasada, que no sabéis lo emocionada y nerviosa que estaba Mini Yo pensando en veros a todos) a esa niña que se tambaleaba al correr, que pellizcaba cuando quería jugar con vosotros, que no era capaz de verbalizar muchas cosas, que hablaba con media lengua, que se esforzaba por hacer cosas, que le encantaban los cromos de futbol, aprender bailes... y que siempre, siempre estaba sonriendo. Y digo que, vosotros, la clase de 5-C habéis hecho posible esta frase tan bonita de El Principito porque siempre os habéis fijado en su buen corazón, en su alegría, en su afán de esfuerzo, en su bondad, en su inocencia; es decir nunca os habéis fijado en su discapacidad sino en sus capacidades. Y os aseguro que no todos son capaces de ver  y comprender que "lo esencial es invisible a los ojos" pero ya demostrasteis la madera de la que estáis hechos cuando todos decidisteis regalarle a Alberto un cachorro porque se le había muerto su perro.
 Así que no sé si sois buenos, regulares o malos estudiantes, y eso no es muy importante (para vuestros padres si) pero sé que sois buenos chicos porque a vuestra temprana edad ya sabéis " que lo esencial es invisible a los ojos" y se que en un futuro seréis buenas personas, y eso si, que es realmente importante.

11 de noviembre de 2013

El no, ya lo tienes



Ahora que están tan de moda los coach, Inciso: Os recomiendo el video “Reilusionarse” de Luis Galindo (que me recomendó mi compañera de la Oficina, Rosa). Buenos, sigo, pues eso ahora que todo el mundo habla de ello; la frase que es el título de este post, es de mi madre, Piti, y se la he oído decir desde que tengo uso de razón, vamos que de siempre mi madre me ha dicho: “Hija, el no ya lo tienes, así que ya sabes…si no lo intentas no lo consigues”. Oye, de tanto oírla, día si y día también, se me ha quedado grabada en mi cabeza, y es una de mis máximas en mi vida. Así que, mi madre sin saberlo, desde hace años ha sido mi coach particular gracias a su frase; que la he tenido y tengo presente todos los días; y que también se la he transmitido y transmito a Mini Yo, evidentemente no con esas palabras porque no las entendería. Pero siempre le digo a Mini Yo cuando va a hacer algo: tú solita, tú solita, tú solita cuando dice: “mami abula (ayuda)” y si después de cuatro o cinco intentos no lo consigue, entonces voy y le ayudo, pero no antes de haberlo intentado ella sola, sin ayuda.
Ahora conocéis mi secreto para que Mini Yo sea cada día un poquito más autónoma; y esa frase es de mi coach particular: mi madre, que sin ella no hubiéramos conseguido, tanto Mini Yo como yo, muchas de las cosas que tenemos hoy en día. Y que a mi me ha servido para luchar, esforzarme y no rendirme en los duros momentos vividos con Mini Yo.
Desde este mi rincón, gracias mama.

7 de noviembre de 2013

Maria de Villota

La vi de refilón este verano, una noche, estaba con su marido y una pareja sentados tomando un helado, yo salía con mis hermanas e íbamos a tomar unas copas (si ya hubiera tomado alguna, seguramente me habría acercado a ella a decirle lo que todos pensábamos, que era un ejemplo de afán de superación, un ejemplo a seguir ...), la reconocí por su parche y su eterna sonrisa ... y no había vuelto a pensar en ella hasta el día en que se fue. Pero sobre todo al día siguiente, cuando leí en la Revista Yo Donna su último artículo: "Lo mejor de ti", en el cual decía: "Decidme, ¿cuántos de nosotros nos sentimos campeones en el día a día cuando la vida aprieta, si no llegamos a fin de mes o nos cuesta sonreír a causa de nuestros problemas o de una enfermedad? Igual no muchos. Por eso, creo que aunque no nos sintamos en un principio ganadores, debemos actuar como si lo fuésemos, creciéndonos ante las adversidades, sonriendo a la vida, cambiando nuestra actitud hacía los problemas llevando las enfermedades con valentía. Y entonces, sólo en ese momento, os aseguro que nos sentiremos campeones, y más importante, lo seremos, aunque no haya pódium con laurel y champán. Habremos vencido" y entonces pensé en ella, y pensé que existía una "mágica conexión" entre ella y Mini Yo ( y no soy yo de creer en casualidades, en el karma y esas cosas), pues tenían muchas cosas en común:

-Las dos se llaman María.

-En su cara siempre había y hay una eterna sonrisa.

-Las dos han luchado y luchan por superar sus adversidades.

-Las dos tenían y tienen una familia que las apoya.

-El primer escrito sobre Mini Yo fue para un concurso organizado por Yo Donna y Pavo Frío, y en ese escrito hablaba de como celebraba con Mini Yo sus "triunfos" igual que los deportistas. Podéis leerlo es el post: una mujercita maravillosa; y creo que su último articulo para esta revista tiene una "extraña" relación con él mío. (Y perdón por mi osadía, al comparar los dos artículos).

Así que, hoy, me arrepiento de no haberme acercado a decirle nada, porque ya no puedo hacerlo; pero sé que desde el cielo estará sonriendo y estoy convencida de que su fuerza, su valor, su entereza, todas sus ganas de vivir, se las transmite a Mini Yo y a muchas personas que lo necesitan.

Así que desde este, mi pequeño rincón, Gracias María.

5 de noviembre de 2013

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad

Que sí, que estáis leyendo bien, esta típica frase de película de juicios americana es la que le solté al sindromólogo , que si, que está bien escrito, pone sindromólogo (especialista en síndromes raros en los niños). Así que el hombre me miro como quien mira a un extraterrestre, entre incrédulo, atónito y estupefacto; como diciendo le he escuchado bien?, y mi mirada le debió decir me ha escuchado perfectamente, pero por si acaso no le había quedado claro, le dije: ¿Qué posibilidades reales tiene Mini Yo?
He de deciros que cuando fuimos a Madrid al hospital Doce de Octubre a la consulta del sindromólogo, finales del 2004, Mini Yo no andaba ni hablaba.
El médico me miró como si no diese crédito a lo que había oído, y yo continúe, mire cuanto antes sepa la verdad antes me enfrentaré a ella y antes nos pondremos a trabajar con metas reales. Y el médico,  me contesto: "señora (que poco me gusta que me llamen así, me hace parecer mayor de lo que soy, pero habrá que aguantarse, los médicos siempre te tratan de usted, debe ser para no crear lazos), lo que usted me pregunta es lo mismo que si cuando nace un niño su madre le pregunta al pediatra que va a ser de mayor? puede ser cocinero, ingeniero, mecánico, etc; depende del niño, de lo que se trabaje con él, de lo que asimile, etc; añadiendo usted tiene hermanas? mi respuesta fue afirmativa, y a que cada una ha estudiado una cosa? si le contesté y seguro que sus padres les han dado los mismos estímulos".
Yo que soy bastante persistente (mejor dicho pesada, muy pesada), le dije de acuerdo lo he entendido pero Mini Yo podrá andar y hablar? y contesto: "hay una posibilidad"; yo le dije si hay esa posibilidad, la próxima vez que vengamos Mini Yo entrara hablando y andando. El médico no me creyó, y seguro que pensaba que estaba loca y que no era consciente de lo que decía (lo que le pasaba es que no me conocía y no sabía que soy de las intentan las cosas y lucho por ellas hasta el final porque como dice mi madre el No ya lo tienes (este es otro post)), pero cuando a la siguiente consulta (dos años después) Mini Yo entró andando y hablando (con su media lengua, pero hablando); entonces se debió acordar de mis palabras porque me dijo: señora, tiene usted las cosas muy claras (una manera muy fina y educada de decir: vaya cojones !.........que seguro que lo pensaba).
En la tercera consulta (también dos años después) viendo que Mini Yo había mejorado bastante a todos los niveles, me preguntó: "usted que quiere para su hija en un futuro?" Yo le conteste: "que sea autónoma y feliz, y no se cual de las cosas me parece más importante". Él me miró dijo Mini Yo parece una niña feliz, así que para que sea autónoma debe conseguir:
-Leer y escribir (en proceso de lectura, la escritura llevará un poquito más tiempo).
-Sumar, restar, multiplicar y dividir (hace pequeñas sumas).
-Manejarse con el dinero (sólo sabe manejar su paga, por ahora......)
Así que estas son las metas que tiene que alcanzar Mini Yo para ser autónoma, y lo conseguirá, no sé cuando pero lo hará, porque como decía mi abuela Andrea cuando estudiaba la carrera: "tú acaba la carrera que cuando la termines nadie te va a preguntar cuanto tiempo has tardado". Y que razón tenía porque ahora que Mini Yo anda y habla (bastante bien, anda mejor que habla), nadie ha preguntado cuanto tiempo le ha llevado hacerlo, somos su familia quienes nos acordamos de cuando y de que modo empezó a andar y hablar..... y el largo camino recorrido hasta conseguirlo. Así que dentro de un tiempo, mucho, mucho, mucho tiempo os contaré que Mini Yo es autónoma porque feliz ya lo es.

31 de octubre de 2013

Juegos y juguetes para aprender: los cromos de fútbol


Ya os he comentado que Mini Yo suele gastarse la paga en cromos de fútbol, con ellos jugamos y Mini Yo aprende, supongo que os extrañará un poco y pensareis que se puede aprender con unos cromos de fútbol?. Primero he de deciros que Mini Yo tiene problemas con la psicomotricidad fina (para que me entendáis: la manipulación con los dedos). Así que con los cromos hacemos lo siguiente:
-Pasarlos de delante hacia atrás y viceversa.
-Repartirlos entre ella y yo, contando los que da.
-Contar los que tiene, así refuerza los números y la asociación entre cantidad y número.
-Ver los que son del mismo equipo (que hay que fijarse en los escudos, que no es fácil por el minúsculo tamaño que tienen) y luego contar los que tiene del mismo equipo y contar cuantos equipos tiene.
-Ver los que tiene repetidos, como no sabe leer (todavía), se tiene que fijar en los detalles.
-Si los cromos son de pegar, busca el número en el álbum y lo pega (bien colocado, que no sabéis cuanto le ha costado esto a Mini Yo).

Así que Mini Yo disfruta un montón con sus cromos de fútbol mientras yo me aburro soberanamente porque no me gusta nada de nada el fútbol, pero todo sea porque Mini Yo aprenda.....

25 de octubre de 2013

La paga de Mini Yo

Ahora que se acerca el fin de semana, Mini Yo no hace más que preguntar cuando es Domingo? mañana es Domingo? y sabéis porque está tan ansiosa porque llegue el Domingo? no por estar casi todo el día conmigo, que va, sino porque recibe su paga, si se ha portado bien.
Como Mini Yo no entiende el concepto tiempo, para que se sepa en que día de la semana vive, asociamos cada día con una de las actividades que le toca: por ejemplo el martes: piscina, el miércoles: logopeda, y así todos los días de la semana; y claro el Domingo toca la paga, su paga se la da el abuelo Javier.
Así que nada más aterrizar en casa de mis padres, va corriendo donde el abuelo y le dice: toca paga, y el abuelo que ya está preparado para ello, va a su cuarto coge su cartera y le da su paga: un euro. Y entonces Mini Yo viene corriendo a decirme que tiene la paga y que hay que ir a la tienda de chuches. Ya imagináis que hago....... vamos a la tienda de chuches, que está en la esquina de la calle donde viven mis padres, y donde previamente antes de llegar a casa de los abuelos, ha entrado Mini Yo para decir: hoy toca paga. Y cuando llega por segunda vez (que no será la última), se acerca al mostrador y Santa Silvia o Santa Lara (que la conocen desde hace algunos años y que tienen una paciencia que ni el santo Job) ya saben que va a comprar un sobre de cromos de futbol y un paquete de Jumpers, porque siempre compra lo mismo......aunque su primo Juan le ha dicho que hay otra colección de cromos de futbol que venden en el kiosco y no en la tienda de chuches; y que con un euro se pueden comprar tres sobres, así que tendré que esperar al Domingo para ver en que se gasta su paga......pero aunque compre los cromos en el kiosco, pasará y entrará a la tienda de chuches a preguntar cuanto vale alguna cosa que le llama la atención, y Santa Silvia o Santa Lara con su inmensa paciencia le contestarán que tres ó cuatro euros, y le dicen tres o cuatro pagas, que así Mini Yo lo entiende mucho mejor. Después volvemos a casa de mis padres, para que el abuelo Javier vea lo que se ha comprado, aunque Mini Yo está deseando volver a casa para jugar con los cromos de futbol, que algunas veces hacemos la visita del médico.
Casi sin despedirnos de mis padres, abandonamos su casa y Mini Yo sale corriendo para ir a la tienda de chuches y saludar, y de paso, enseñar sus nuevos cromos de futbol; y vuelve a salir corriendo para llegar pronto a casa y poder jugar a los cromos con su mami, aunque a su mami no le apetezca nada y le aburran soberanamente los cromos de futbol, pero dan mucho juego para aprender......

21 de octubre de 2013

¡ La niña del exorcista !


No se sí os acordareis de la película "la niña del exorcista", esa en la que la protagonista, la dulce Linda Blair, cuando estaba poseída por el demonio, se le ponía la cara llena de heridas, escupía un vómito de color verde, su cabeza giraba 360 grados y además de su boca salián toda clase de lindezas.......os acordais?

Pues de vez en cuando, ahora cada vez menos, pero cuando Mini Yo era más pequeña ocurría más a menudo (mucho más a menudo de lo que a mi me gustaba), Mini Yo se transformaba en la niña del exorcista; si, si, parecía que estaba poseída por el demonio: su cara se ponía roja de gritar y chillar, se tiraba al suelo pataleando, y su boca escupía todas las palabrotas que sabía, todo lo que se encontraba cerca de ella salia volando por la habitación, vamos que solamente le faltaba girar la cabeza 360 grados para ser la niña del exorcista.

Y os preguntareis por que le ocurria eso? pues simplemente porque no se queria vestir o poner la ropa que le había escogido, o por no querer ir al colegio, o porque quería ver la tele antes de ir al coelgio, o porque en la tele no ponen los dibujos animados que Mini Yo quiere ver, o porque no se quería lavar los dientes, o peinar, o porque le he dicho que no a algo, o porque........; y como Mini Yo no sabe gestionar las emociones pues teniamos un gran problema al no saber gestionar la ira y la frustración; y entonces se transformaba en la niña del exorcista.

Y ahora viene la gran pregunta ¿qué hago yo? sólo tengo dos alternativas: si hay tiempo y no tenemos que salir de casa en diez minutos, pues me voy a la cocina y me fumo uno o dos cigarros, según el tiempo que tenga que esperar para que Mini Yo se calme y yo me relaje y se me pase el enorme cabreo que me ha generado y todo vuelva la normalidad, y ahi no hay problema pues como no tengo prisa, ya se le pasará y calmará....... y se transformará otra vez en la dulce y buena Mini Yo. Pero, el problema es cuando la transformación en la niña del exorcista ocurre diez minutos antes de salir de casa para ir al colegio, y cuando eso ocurre me pongo nerviosa porque veo que vamos a llegar tarde al colegio, y por consiguiente yo llegaré tarde al trabajo, y pierdo los nervios y la levanto del suelo como sea, y la peino mientras sigue roja de llorar y chillar, y sigue diciendo palabrotas ( que parece un camionero, tal y como habla) y consigo que salga de casa más o menos peinada y como Dios manda, eso sí después de una gran lucha cuerpo a cuerpo......en la que nunca sale victoriosa, y encima acaba castigada.

En estos momentos, Mini Yo está aprendiendo a gestionar sus emociones, y cada vez están más espaciadas en el tiempo sus transformaciones en la niña del exorcista, que no sabeis la tranquilidad que da decirle que no y que vaya entendiendolo, o que vea que en la tele no hay sus dibujos favoritos y la apague, o que sepa que por las mañanas no se puede ver la tele porque hay que ir al colegio, o cualquier otra cosa que hacía que se transformará en la niña del exorista; aunque de vez en cuando Mini Yo para que no se me olvide la película se convierte en la niña del exorcista.

16 de octubre de 2013

¡ Vacaciones !

¡ Si, si... estoy de vacaciones ! y no hablo de estar sin ir  al trabajo, hablo de estar realmente de vacaciones, es decir, unos días sin Mini Yo; disfrutando del silencio, de no estar pendiente de que llegue a casa, de no hacer cenas, de no oir la misma pregunta diez veces y no decir la misma respuesta diez veces, de no mandar ir a la cama, apagar las luces de casa, recoger los juguetes, etc.
Disfruto desde hace unos años, de cinco maravillosos días fuera de Santander, en los que Mini Yo se queda en casa de mis padres, y yo me voy de Santander, pero no me voy muy lejos, este año a Barcelona ( a que me cuide mi hermanita), y aqui estoy disfrutando de ver amanecer tomando un  cafetito y fumando un cigarrito en la terraza, sin oir nada, nada más que la ciudad despertandose......duchandome tranquilamente, con tiempo, aunque en mi cabeza resuena "mami acabas ya" ó "mami ¿ te queda mucho ?".
Desconectada del día a día, pero no creais que me olvido de Mini Yo, porque me acuerdo de ella, de lo que le toca según el día de la semana que es, de buscarle un regalito (algo de ropa) porque Mini Yo me ha pedido un libro (ya lo tengo comprado, lo hice antes de irme) y otra cosa; y la otra cosa será algo de ropa, que no se sí encontraré porque ayer en Barcelona no encontré nada chulo que me gustase y mira que entré en tiendas.....pero todavía quedan unos días.
Y hablo con ella por la noche, incluso es Mini Yo quien quiere hablar conmigo (cosas rarísima), el primer día me llamo Mini Yo, algo que nunca había hecho, pues siempre soy yo la que llama a casa de mis padres para hablar con ella y ver si todo va bien.
Porque para mi son vacaciones, pero para Mini Yo también, ya que es la reina en casa de los abuelos, y encima la llevan al colegio en coche, y eso la encanta; así que una semana antes decia a todoooooooo el mundo que su mami se iba a Barcelona cuatro días y ella a casa de los abuelos, vamos que las dos estamos de vacaciones, descansando la una de la otra, y eso mentalmente me viene de cine; y a la vuelta, vuelvo renovada, relajada, y con unas ganas tremendas de ver a Mini Yo y oirla decir "mami te quiero mucho, mogollón" y con una sonrisa iluminandole la cara como si hiciera un año que no me ve en vez de cuatro o cinco días.

7 de octubre de 2013

¡ Cómo han cambiado las mañanas !


Si hace unos años, alguna persona me hubiera dicho que mis mañanas con Mini Yo iban a ser tranquilas, a discurrir sin gritos, le hubiera dicho ¿pero hablamos de mi Mini Yo o de otra Mini Yo? Porque hace unos años lo habitual era que Mini Yo no quisiera vestirse o ponerse la ropa que yo decía, o ducharse, o ir al colegio…….en fin era decir que no a todo lo que había que hacer para salir de casa a tiempo para llegar al colegio puntual, y después que yo llegara puntual al trabajo, claro.

Así que lo más normal era salir de casa con Mini Yo roja de llorar, despeinada y protestando, mientras que si me veíais a mí, parecía que acaba de luchar contra un pelotón en vez de con una niña, así que llegábamos al colegio con la lengua fuera de ir caminando rápido (porque tenía que andar para mejorar la postura y su forma de caminar), generalmente castigada sin alguna de las cosas que la gustaban para cenar (dícese un pequeño cuenco de patatas fritas, un peti de chocolate) o sin jugar a su maquinita antes de irse a dormir. Y cuando la dejaba en el colegio me iba rápidamente al trabajo para no llegar tarde, eso sí con un estrés a primera hora de la mañana!!!!!!Porque además no es que Mini Yo se levantara con el tiempo justo, que va, le gusta madrugar.

En cambio este año, Mini Yo se ha transformado, yo no sé si serán tantos castigos cumplidos, tanto ver que si ella es bruta y cabezota, su madre aún más; o si el cambio de colegio le hace sentirse mejor, más valorada, más igual, y hace que su autoestima haya mejorado; o si simplemente se hace mayor. Pero el caso es que este año, madrugar sigue madrugando, pero se ducha, desayuna, se viste, deja su cuarto recogido; y todo ello lo hace sin tener que repetir las cosas cincuenta veces, sin gritar, sin amenazar y sin castigar; y salimos de casa tranquilamente y con tiempo suficiente de coger el autobús (su nuevo colegio está muy lejos como para ir andando), este año incluso llega antes de tiempo al colegio y yo al trabajo, y llego relajada, tranquila y con cara de satisfacción por lo bien que se está portando Mini Yo, que parece que me la han cambiado……así que tengo que tocar madera para que esta situación se mantenga a lo largo de muchooooooo tiempo.

1 de octubre de 2013

¡ Como corre Mini Yo !


Quien conoce a Mini Yo sabe que empezó a caminar cuando tenía cuatro años y medio, y desde ese momento hemos ido a todos los sitios andando, al principio lentamente, tanto que desde casa de mis padres (desde Numancia) a los Jardines de Pereda tardábamos una hora, si, si, una hora. Además necesitaba que le diera la mano porque no podía andar solita, vamos igual que un bebe que comienza a caminar, con la diferencia que Mini Yo era una niña. En casa de mis padres para caminar se apoyaba en las paredes, se agarraba a los muebles y poco a poco se fue soltando y andando sin ningún apoyo; después empezamos a trabajar el ir andando con un objeto en la mano y luego objetos en las dos manos, como el recoger su ropa planchada, y eso además le ponía muy contenta porque me ayudaba y sentía mayor.

Y gracias a eso hoy anda, sin ayuda (bueno lleva una ortoprotesis o dafo para ayudarla a que tenga una buena postura en las piernas y que no tenga desviación de columna), pero anda erguida y sola, bueno muchas veces la podéis ver de mi mano porque le gusta no porque lo necesite como al principio, y también a veces cuando está muy cansada anda haciendo alguna ese (como si estuviera borracha) pero nada comparable a cuando era pequeña que en casa a veces la llamábamos cariñosamente la "borrachuza" porque andaba igual que los borrachos, iba de esquina en esquina………haciendo unas eses enormes.

Después de empezar a caminar, empezó a correr, y para estimularla y que corriera mejor, yo hacía carreras con ella y la desafiaba a ver quién ganaba, y siempre ganaba Mini Yo porque siempre la dejaba ganar, y Mini Yo se ponía súper contenta. Bueno ahora de vez en cuando Mini Yo y yo seguimos haciendo alguna carrera, pero ahora gana Mini Yo y no porque la deje ganar si no porque corre más rápido que yo, y Mini Yo se sigue poniendo súper contenta y yo muchísimo más que ella, porque la verdad cuando pienso que tenía pocas posibilidades de andar…………y ahora, corriendo, gana a su mamá.

25 de septiembre de 2013

Mini Yo ¡Ya es una señorita !



El tiempo pasa y Mini Yo ya es una señorita, y no porque empiece a tener los cambios físicos propios de la adolescencia…..sino porque se va poco a poco comportando como tal, ya comienza a querer elegir la ropa que se quiere poner y como lo de conjuntar no va con ella, hacemos un pacto ella elige la camiseta y yo sus pantalones o viceversa; se prepara ella sola el desayuno (bueno casi, la ayuda es mínima), recoge la cocina después de cenar, y sobre todo se va comportando mejor cuando le llevas la contraria, va gestionando mejor su ira, su frustración y lentamente va entendiendo que no siempre se puede hacer lo que ella quiere, ni como ella quiere ni cuando ella quiere (antes no lo entendía, no le quedaba más remedio que aceptarlo y asumirlo porque su mami se enfadaba y la castigaba, y mama perdonaba pero no levantaba el castigo); así que, poquito a poquito, con paciencia (infinita) para que entienda las cosas, va comprendiendo que hay cosas que no se pueden hacer, palabrotas que no se pueden decir (ella las decía sin saber lo que significaban, simplemente porque sabía que nos enfadaban); a lo mejor sigue sin entenderlo pero lo ha aprendido a fuerza de no levantarle los castigos. Y son estos pequeños detalles, los que hacen que me dé cuenta que se va haciendo mayor…

Y al mismo tiempo veo como le empieza a gustar ponerse collares y pulseras, probarse ropa nueva, ir al supermercado conmigo, y mientras yo la espero en la caja Mini Yo compra un botellín de agua y luego va a la caja y lo paga sola, ir de tiendas con mama y pagar ella, ….Y entonces noto que tengo una sonrisa dibujada en mi cara porque disfruto un montón haciendo esas cosas con ella porque hace que me sienta igual que otra madre que sale con su hija a hacer recados, en esos momentos hace que me olvide que Mini Yo es especial.

22 de septiembre de 2013

Lacasitos y Gusanitos



Este post lo tenía pendiente de escribir desde hace algún tiempo, gracias a los "Lacasitos y Gusanitos", Mini Yo aprendió a hacer la pinza (unir los dedos índice y pulgar). Todos los que tenéis hijos ya sabéis que los "Gusanitos" les gustan a los niños desde bien pequeños, que no sé yo que tendrán para que les chiflen a todos, y Mini Yo no iba a ser una excepción en esto.

Así que como le perdían y le pierden los "Gusanitos" y también los "Lacasitos" ( o todo lo que sea de chocolate), cuando se portaba bien su premio era una bolsa de "Gusanitos" o un buen puñado de "Lacasitos", pero se los tenía que comer en el cuarto de estar de casa de mis padres, ya que en esa habitación hay una mesa de centro llena de ceniceros, y mi madre colocaba un "Gusanito o Lacasito" en cada cenicero, de tal manera que para obtener su premio debía de hacer un doble ejercicio: recorrer la mesa de centro (hay que recordar que Mini Yo comenzó a andar con más de cuatro años y la costó muchisimoooooo hacerlo bien) y hacer la pinza para coger el premio, así que gracias a ellos: Mini Yo hace la pinza tan bien, que a veces recoge las migas una a una con la mano; y mejoró su forma de caminar, ya que se recorría la mesa varias veces para comerse todos los "Lacasitos y Gusanitos".

18 de septiembre de 2013

Bertin Osborne (II Parte)



La verdad es que no esperaba yo que hubiera una segunda parte de ese post, pero ¡¡¡¡¡¡¡Sorpresas te la vida!!!!!!!!, me explico: resulta que hace poco tiempo fue el cumpleaños de Mini Yo y organizaba una merienda en casa para la familia, y tenía que hacer un tiramisú, ya que Mini Yo me lo había pedido; así que me levanté muy temprano para hacerlo, y puse la radio Cadena Dial para escuchar música española, para empezar animada el día y además me encanta. Mientras lo iba preparando estaba pensando: mira que sí un día en algún programa de radio preguntan a qué famoso te gustaría conocer, yo llamaría y contaría que a Bertin Osborne. En esas estaba yo cuando empezó el Programa de Cadena Dial "Atrévete", y mira tú por donde que de repente Jaime Cantizano (locutor) dice: a qué famoso te gustaría invitar a una caña o a tomar un café y por qué; así que solté los utensilios de cocina, fui a por el teléfono móvil y llamé al programa, y si hable con un chico que me preguntó mi nombre y número de teléfono, y luego me dijo ¿A qué famoso te gustaría conocer? Y yo respondí a Bertin Osborne; y cuando me preguntó ¿Por qué? Le dije porque siempre me ha gustado pero desde que nació su hijo Kike mucho más, le conté que tenía un blog y que le había dedicado un post. El chico de la radio me dijo que a lo mejor me llamaba, y efectivamente a los cinco minutos me llamó y me dijo que iba a entrar en directo; así que unos diez minutos más tarde estaba explicando lo que os conté en el post en un programa de radio……

Y como dicen que en la vida no hay dos sin tres, así que a lo mejor hay un tercer post dedicado a Bertin en el que os cuento que le he conocido……….y como la esperanza es lo último que se pierde y la vida da muchas vueltas……..…..quien sabe a lo mejor la mama de Mini Yo tiene suerte y le acaba conociendo.

16 de septiembre de 2013

Las alegrías que me da Mini Yo



El otro día, Mini Yo me ha dado una agradable sorpresa, os cuento: se había portado mal, y como castigo la deje en la cocina cenando sola (que no la gusta nada) y entonces entiende que su mami está enfadada. Mientras ella cenaba yo estaba entretenida con el móvil, y al acabar de cenar fue a mi cuarto a pedirme perdón y a decirme que la acompañara a su cama para irse a jugar a su maquinita; mientras ella se iba metiendo en su cama me fui a la cocina a por su botella de agua, y al llegar a la cocina: sorpresa!!!!!!!! Mini Yo había recogido todo: había fregado su plato y su vaso, y luego lo había metido al lavaplatos y después había pasado la bayeta por la encimera, vamos que la cocina estaba impecable. Así que me acerque a ella y le di un gran beso y le dije que estaba muy contenta; y entonces Mini Yo me dijo: "mama, mañana puedo recoger mi desayuno"?, así que poco a poco Mini Yo me va demostrando que se va haciendo mayor y que es capaz de hacer pequeñas tareas en casa, y eso es un gran logro para ella y una gran satisfacción para mi.

14 de septiembre de 2013

Vuelta al cole



Bueno……..por fin Mini Yo ha empezado el colegio, este curso va a ir a un colegio de Educación Especial todos los días, y ella que ya conocía su "cole nuevo" porque el curso pasado iba a dos colegios: uno de Educación Ordinaria (Castroverde) y este de Educación Especial, estaba deseando que llegará este día, y si os digo la verdad yo tenía un poco de miedo por mí, por cómo iba a reaccionar yo……….si ya sé que lo mejor para Mini Yo es que vaya a un Colegio de Educación Especial, y por eso a pesar del dolor y de la tristeza que me producía el pensar que iba a estar con niños tan especiales o más que ella, tome la decisión de que abandonara la Educación Ordinaria y solamente fuera a un Colegio de Educación Especial.

Me imagino que algunos pensareis que soy egoísta preocupándome del dolor y de la tristeza que me podía producir el que Mini Yo vaya a un Colegio de Educación Especial cuando es lo mejor para ella, pero es que Mini Yo no sabe realmente lo que significa que solamente vaya a su "cole nuevo" mientras que yo sí. Pero, a pesar del miedo que me producía la llegada del día de hoy por cómo iba a reaccionar yo, después de dejarla: feliz y contenta; he ido a mi trabajo relajada y tranquila, sabiendo que había tomado una buena decisión, porque en este Colegio Mini Yo está entre iguales, se siente más valorada, más integrada….. y eso es lo más importante. Aunque me imagino que el día que yo vuelva al Colegio Castroverde, me dé un poco de pena y tendré algo de nostalgia al saber que Mini Yo no recorrerá esos pasillos, no irá a esa clase…..pero seguro que lo hago sonriendo y pensando en los maravillosos años que pasó y en todos los buenos momentos que hemos vivido.

Cuando Mini Yo ha vuelto a casa: estaba radiante, contenta y súper feliz, me ha contado que tenía un profe nuevo, una nueva compañera que además ella conocía de la Casita Verde (Ludoteca Municipal), a que había jugado…. En fin que después de cenar se ha ido a la cama deseando que llegue el día de mañana para volver a su "cole nuevo".

18 de agosto de 2013

Bertin Osborne


Bueno, supongo que muchos estáis  extrañados por este post….. y estaréis pensando que relación tiene Mini Yo o su madre, o sea yo, con Bertin Osborne. La verdad es que yo no tengo ninguna relación con él…. Que ya me gustaría a mi, porque siempre he pensado que es un hombre guapo, simpático, super divertido, un poco “señorito andaluz” y con su puntito canalla. Y siempre que ha salido en un programa del colorin, le he visto, y me he reído un montón con él y sus historias, sus anécdotas, etc. Y cuando alguna vez alguien me ha preguntado con que persona famosa española te gustaría ir a cenar, mi respuesta ha sido con Bertin Osborne, que cenar no iba a cenar mucho, porque me pasaría el tiempo embobaba: mirándole y escuchándole. Así que si alguno de los que leéis el blog le conocéis, acordaros que a la mama de Mini Yo le encantaría conocerle.
Acabo de deciros que desde siempre me ha gustado Bertin, pero desde que nació su hijo Kike,  intento no perderme ninguna entrevista porque creo que es una persona positiva, optimista y que siempre defiende que con trabajo se consiguen las cosas, y cuenta como su hijo Kike va progresando poquito a poquito, y siempre lo relata alegre, feliz y con una mirada luminosa que nos enseña lo orgulloso que está de Kike y de su evolución, lo mismo me ocurre a mi con Mini Yo, así que tenemos algunas cosas en común: los dos tenemos un hijo con una discapacidad, los dos estamos muy orgullosos de ellos y los dos sabemos que con trabajo y tesón se van consiguiendo logros.
Recuerdo que en una entrevista contaba un truquito para que Kike cada día gateara unos metros más: como le gustaba mucho la papilla de frutas, le colocaban el plato cada día un poco más lejos y así Kike gateaba unos metros más, y cada vez lo hacia mejor y más rápido… y en ese momento llame a mi madre (que también estaba viendo el programa) y le dije mira Bertin como usa truquitos para conseguir que Kike haga cosas, al igual que nosotras. Y luego le pregunté te acuerdas como hemos conseguido que Mini Yo haga la pinza (unir indice y pulgar) y mi madre respondió claro que me acuerdo: gracias a los lacasitos y los gusanitos…. (eso es otro post).

26 de julio de 2013

Corazón Partio



Esta carta de despedida fue el detonante de escribir este blog, ya que un profesor de mi época de estudiante en el Castroverde (Kipa) me animó a seguir plasmando en papel mis sentimientos, sensaciones…y mi tía Chelo e Isabel García-Zarza me animaron a escribir un blog; aunque la primera persona que me dijo que porque no contaba mi experiencia fue Maite Collantes.Y con todos esos consejos fue cuando decidí crear el blog....
Y esta es la carta de despedida:

Hola a todos, así es como me siento en estos momentos en que mi hija, Mini Yo, va a comenzar una nueva singladura, lejos del Colegio Castroverde para seguir su educación en el Colegio de Educación Especial: Padre Apolinar.
Sí, como dice la canción de Alejandro Sanz “tengo el corazón partió”, por un lado estoy muy contenta y feliz ya que Mini Yo va a tener todos los apoyos educativos que necesita y sobre todo va a estar con niños como ella, y eso hace que sea y se sienta feliz, y a mi realmente es lo único que me interesa: su felicidad.
Pero al mismo tiempo, estoy muy triste , deja mi “colegio” (yo fui una antigua alumna), atrás van a quedar cinco maravillosos años en los que me he sentido querida, comprendida, apoyada  y valorada como madre y como persona en todas y cada una de las decisiones que he tomado referente a Mini Yo; y algunas no han sido nada fáciles como la de combinar educación ordinaria y educación especial (era algo que tenia que ocurrir) o como ahora, que deja definitivamente el Castroverde.
Supongo que alguno pensara que son tonterías lo que estoy diciendo, pero sé de lo que hablo, ya que antes de llegar al Castroverde estuvo en otro “colegio” y siempre fui cuestionada ante cualquier decisión,  y me hicieron sentir muy sola e incomprendida en el camino.
Por el contrario en el Castroverde siempre hemos sentido el aprecio, el cariño, la paciencia, la comprensión que nos habéis dado; usando las palabras de Machado “al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar”, pero a Machado se le “olvido decir” que al volver la vista atrás veré a todos los que han estado al lado del camino: Ángel, Cristina y Alberto (profesores), Sole, Jenny, Giovanna y Nuria (equipo de logopedas) a  todos los que me habéis ayudado a que cuando el camino se hacia cuesta arriba lo allanasteis, cuando todo eran curvas habéis hecho que pareciera una recta y que cuando las fuerzas me fallaban me habéis animado, alentado, ayudado para que no me parase y continuará andando; y el camino ha sido y es largo y difícil, pero muchas veces habéis conseguido con vuestro amor, dedicación, paciencia, que parezca muy fácil, y espero que en el camino que nos queda por recorrer encontremos a personas tan maravillosas como vosotros.
También quiero agradecer a los compañeros de Mini Yo,  el cariño que siempre habéis mostrado y los detalles que han tenido con ella, esos que hacen que recuerde el largo camino con agrado y felicidad como el primer cumpleaños al que fue invitada por un compañero de clase, ¡gracias Carlota ¡ no sabes lo feliz que nos hiciste; ¡gracias Gabriel ¡ por regalarle ese taco tan grande de cromos de futbol, ¡gracias Cesar! por jugar al futbol con Mini Yo después de comer, ¡gracias Mónica! por enseñarle ese baile; gracias a todos sus compañeros de 5ª C que durante el paseo por la ciudad demostrasteis vuestro cariño, paciencia y preocupación por Mini Yo, dándole la mano para ayudarle a andar mejor o diciéndole que no corriera para que no se cayera, estos son solo algunos de los maravillosos recuerdos que nos llevamos.
Y a todos los padres quiero deciros que sigáis fomentando en vuestros hijos esos detalles, que a algunos os parecerán “pequeños e insignificantes” pero que para nosotros los padres que tenemos un hijo “especial” hacen que sintamos que nuestros hijos son como los demás y que la palabra integración tiene pleno significado.
Así que a todos los integrantes de la comunidad educativa Castroverde muchas gracias por dejarme ir con el “corazón partió”.

22 de julio de 2013

Una mujercita maravillosa



Este fue mi primer escrito sobre Mini Yo, lo redacte para un concurso de la revista Yo Dona y la Empresa Pavofrio que se denominaba “Mujeres maravillosas” y que luego fue publicado en la revista del Colegio Castroverde.
El texto decía lo siguiente:
No se muy bien como empezar este testimonio sobre una “mujercita de diez años”, supongo que todas las madres pensamos que nuestros “hombrecitos y mujercitas” son maravillosos, pero en mi caso es verdad; me explico mi “mujercita” es una niña discapacitada (tiene una malformación cerebral que afecta tanto a sus capacidades físicas como psíquicas) que cada día se esfuerza y trabaja para adquirir capacidades, cosas tan sencillas para otros niños como atarse un botón, sostener un vaso de agua, correr, saltar, decir buenos días le han requerido a Mini Yo, horas y horas y mas horas de intentos, de errores, pero al final con mucho esfuerzo y sobre con muchísimo trabajo y tesón lo va consiguiendo, porque nunca se ha rendido y tampoco la hemos dejado hacerlo. Cada día, se esfuerza y trabaja por conseguir ella misma hacer las cosas, y siempre lo hace sonriendo y contenta.
Mini Yo no se da cuenta de lo orgullosa que me siento y nos sentimos toda mi familia de ella, de todo lo que nos ha enseñado y nos enseña cada día; no se fija en la sonrisa que se  nos dibuja en la boca cuando alguien que la conoce de vista, nos para por la calle y nos dice: “como ha mejorado”, “pero que cambio” o habla con Mini Yo sin que tengamos que hacer de “traductores”, por ello Mini Yo,  me demuestra que con esfuerzo, trabajo y tesón se pueden lograr las cosas, ella va ganando pequeñas “batallas”,  sus logros son para nosotros como si hubiera ganado un “Gran Slam” o hubiera subido un ochomil, y lo celebramos cantando “campeona” y “chocando las manos” como hacen los deportistas; porque detrás de cada logro hay tanto trabajo, tanto tesón, tanto esfuerzo como los de los deportistas (sin desmerecer a ninguno de ellos).
Sé que como Mini Yo hay por desgracia muchas “mujercitas” y “hombrecitos”, y creo que estos niños, cada uno con sus pequeños o grandes logros, con sus conquistas pequeñas o grandes, son un ejemplo de personitas comprometidas con sus causas, que generalmente son dos: ser felices y ser autónomos, lo cual no es fácil y no todos lo conseguirán, pero lo intentan, y eso es lo importante “ intentar las cosas”, así que este es mi “pequeño homenaje” a mi “estupenda y maravillosa mujercita”.


18 de julio de 2013

Un ejemplo a seguir: la madre de Irene Villa

Todo el mundo conoce a Irene Villa, a la que acabo de ver en una foto junto a su marido asistiendo a una boda, sí estaba leyendo una revista del colorin (lo reconozco me gustan, no las compro pero las leo); y allí estaba ella: guapisima, radiante y resplandeciente.....y entonces me acorde de su madre, a la que por casualidades de la vida tuve el gusto y el placer de conocer personalmente, y le pude decir lo luchadora, fuerte, alegre, vital y optimista que era su hija Irene.Y le dije que Irene tenía mucho, muchisimo mérito; pero que casi todo habia sido gracias a ella, a Maria Jesús, su madre.
Porque la madre de Irene Villa tuvo que sobreponerse a su propio dolor, a su propio sufrimiento para ayudar, alentar, animar a su hija Irene (no hay que olvidar que las dos sufrieron graves heridas en aquel maldito atentado),y olvidarse de ella por el bien de su hija.
Ella, como todas las madres, estaba muy orgullosa de su hija, de lo que habia conseguido y de lo feliz que se sentia junto a su marido y su hijo; y se quitaba mérito diciendo "porque Irene es quien lo ha conseguido" y yo la dije sé de lo que estás hablando pero también sé que si consiguen las cosas es porque detrás habia una persona que nunca perdio la esperanza, que nunca abandono la lucha, que siempre estaba allí y si a veces es duro cuando estamos bien no quiero ni imaginarme como tuvo que ser estando ella en esa situación......durísimo.
Como Irene siempre ha sido la cara visible de esa lucha  y ella ha pasado a segundo plano; creo que se merece un gran reconocimiento, como mujer luchadora y valiente, y creo que es un EJEMPLO de persona.
Desde aquí, darte las gracias por tener la oportunidad de conocerte y hablar contigo.

12 de julio de 2013

Cuando el mundo se hunde bajo tus pies

Hola:
Supongo que todos en algún momento de vuestra vida habéis sentido que el mundo se hundía bajo vuestros pies, pues a mi me ocurrió el 9 de Noviembre de 2004, ese "día" supe que Mini Yo tenía una malformación cerebral: el Sindrome de Dandy Walker (si con nombre parecido a la famosa marca de whisky, pero que no proporciona la misma alegría que ella).
A Mini Yo le habían realizado un scanner o una resonancia magnética, la verdad no me acuerdo muy bien de que prueba era, y yo iba a recoger los resultados a Valdecilla, iba despreocupada, feliz, pensando que al igual que otras veces, no iban a encontrar nada raro y todo iba dar normal, como en todas las pruebas y análisis hechos hasta ese momento y os aseguro que fueron muchísimas; pero ese día el sobre entregado contenía una desagradable sorpresa: un diagnostico, un mal diagnostico: las palabras que leí fueron: "hipoplasia del vermis cerebeloso, posible Sindrome Dandy-Walker", lo primero que recuerdo es que a mi cabeza llegaron antiguos conocimientos de las clases de biología del Castroverde ( las células del cerebro son las únicas células del cuerpo humano que no se regeneran, maldita buena memoria) y sali del Hospital, llorando en silencio y llamando a mi primo Andrés (que es neurólogo) para que me explicará algo más.... no recuerdo muy bien como llegue a casa de mis padres, donde me esperaba Mini Yo para llevarla al colegio, antes de llegar me sequé las lágrimas, mi madre según me vio no me preguntó nada, pues ella sabía nada más mirarme la cara que como empezará a preguntar yo iba a tener un estallido de llanto, de esos de empezar y no parar; así que haciendo de tripas corazón, cogi a Mini Yo y la lleve al colegio como si no pasara nada...y deje a mis padres leyendo el "papelito" con el resultado.
A la vuelta del colegio, tenía cita con la Neuropediatra Dra Arteaga (como médico será muy buen médico no lo pongo en duda, pero como persona deja mucho que desear, ya que hay muchas formas de decir las cosas y la suya fue mala, muy mala), al llegar a su consulta y darle el "sobre" nos dijo a mi madre y a mi : "pongase contenta que sabemos lo que tiene su hija y no llore", yo solamente acerte a decir si no lloro, mientras gruesas lagrimas salian de mis ojos y recorrian mis mejillas, mientras mi madre le decia: que no llore, que no llore, como no va a llorar mi hija y nos está diciendo que Mini Yo tiene una malformación cerebral y eso no tiene cura, nunca va a ser una niña como las demás......Porque hasta ese momento siempre nos habian dicho que Mini Yo tenia una debilidad muscular: que le afectaba al habla, al andar , etc porque nuestro cuerpo está lleno de musculos y que con trabajo se recuperaría y llegaría el día en que sería una niña sin problemas, una niña como el resto; pero ese diagnostico echaba por tierra la idea de una total recuperación: Mini Yo nunca sería como las demás niñas; a partir de ese momento teniamos que afrontar este duro hecho, comenzar a vivir con ello, y superarlo....

9 de julio de 2013

Mini Yo

Hola a todos:
Los que me conoceis sabeis quien es Mini Yo pero muchos o pocos (los que no me conoceis) no sabeis quien es Miniyo, pues Mni Yo es mi hija María; que también la llamo mi gordi (por lo delgada que es) o mi monito ( porque me escala para que la coja en brazos).
María es igual que yo, no solo fisicamente sino de caracter; y porque ella es la personita más importante para mi, es por lo que este blog lleva este título "La sonrisa de Mini Yo", porque María siempre está sonriendo, a pesar de sus dificultades para hacer las cosas (tiene una discapacidad fisica y psiquica) y porque ella o mejor dicho gracias a ella muchas veces he plasmado en papel (dentro de un tiempo serán entradas) como me he sentido o que hemos hecho para que María mejore y progrese.... y no sabeis como ha mejorado y el gran cambio que ha dado; y siempre a pesar de las dificultades, de los obstaculos, de las barreras lo hace con una gran sonrisa.....y su sonrisa ha hecho y hacen que me haya olvidado y me olvide de lo negativo, de lo malo, del largo camino recorrido para llegar hasta donde está ahora.....todavía queda mucho por hacer, pero lo haremos y seguirá consiguiendo cosas y siempre lo hará sonriendo, porque es FELIZ, MUY FELIZ.
Por eso, porque su sonrisa hace que me olvide de todo lo malo, y me produce una enorme felicidad verla sonreir cuando la voy a buscar al cole, a la "Casita Verde" (Ludoteca Municipal), al "Veranuco" (cole de verano), al logopeda, etc; este blog lleva ese titulo y porque hace que me sienta muy orgullosa de ser la "Madre de María" (en muchos sitios me conocen así y no por mi misma) y me encanta que sea Yo en pequeño, es decir, Mini Yo.

10 años........Felizmente separada

Hola a todos:
Hoy hace exactamente 10 años que me separe, así que creo que es una buena fecha para convertirme en "bloggera", yo que soy un pato mareado con las nuevas tecnologías....pero renovarse o morir.
Pues si, hace 10 años que tome la decisión de separarme, y aunque no fue fácil (supongo que nunca lo es), ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. En aquel momento, estaba hundida, y como me dijo mi padre tienes dos opciones: o sigues hundida, o sueltas lastre y subes a la superficie; asi que le hice caso y solte "lastre" y como le dije a él, por una vez voy a ser egoista y a pensar en mi y en mi felicidad, y si soy feliz, muy feliz estando "sola"......bueno con Mini Yo (pero eso es otra entrada).
Desde aqui, animo a todos a pensar un poco en si mismos y a olvidarse de que es lo que pensarán los demás, como lo afrontaré, etc. Porque aunque nos de la sensación de que estamos "solos", todas las personas que nos quieren (Padres, Hermanos, Amigos....) estarán a nuestro lado, nos apoyarán, nos escucharán y sobre todo nos harán ver que podemos contar con ellos cuando los necesitemos. Y poco a poco nos recuperamos y volvemos a ser la persona que una vez fuimos y que se quedó en el camino.
En mi caso, mi Familia celebró con gran alegria mi separación (mi padre abrió una botella de champán y trajo pasteles), pues yo habia dejado de ser la persona alegre, jovial, simpatia y dicharachera que era.
Así que hoy, celebro esa fecha con alegria pues hace mucho tiempo que he vuelto a ser yo e incluso mejor fisicamente hablando (nunca me he encontrado tan guapa y nunca he estado tan delgada).