23 de octubre de 2017

Chocolate, mañana y puesto

Estas tres palabras son las que ha pronunciado bien por primera vez Mini Yo la semana pasada, y ahora intento que las diga y que las repita para que las interiorice porque después de años, de trillones de veces repetirlas correctamente y hacérselas repetir a ella, que alguna vez he llegado a pensar que yo acabaría diciéndolas mal en vez de ella aprenderlas a decir bien. Han sido años de escuchar: "cocolate, manana y ponido". Que no sé porque se la ha atragantado tanto el "puesto" pues con otros participios como "escribido" y "decido" por "escrito" y "dicho" no le costaron tanto. Pero con el "ponido" ha sido una larguísima lucha y mira que lo utiliza, y yo se lo he corregido siempre pero no había forma humana de que su cerebro lo asimilara y lo dijera de la forma correcta. Lo mismo ocurría con las otras dos palabras, que son bastante habituales en su vocabulario porque siempre pregunta el menú, el tiempo, y que actividad le toca al día siguiente, es decir, mañana. Y le chifla todo lo que tenga, lleve, o sea de chocolate.
Así que Mini Yo ha conseguido otro logro, pequeño, pero logro; y estoy muy orgullosa de ella porque sigue avanzando, lentamente pero lo hace.

15 de octubre de 2017

Mini Yo hace atletismo

Al terminar el curso pasado, Mini Yo acudió al Complejo Deportivo para hacer durante unas horas: carreras, como su amiga Laura X, Gabi e Iván, quienes durante todo el curso habían ido a hacer atletismo como actividad deportiva después de las clases. Antes de acudir,  estuvo "entrenando" como ella decía al subir la cuesta de casa corriendo. Y fue, y corrió, y llegó a casa con una medalla, toda feliz e ilusionada...y diciendo que quería hacer atletismo. Madre mía¡¡¡ pensaba yo, que quiere hacer atletismo una adolescente que tenia pocas posibilidades de andar...y ahí está: corriendo.


Así que se pasó todoooooo el verano diciendo que quería hacer atletismo como Laura X y al llegar el principio de curso seguía diciendo lo mismo y cuando me dieron el papel con las actividades deportivas que podían realizar después de las clases pregunté a las madres de sus compañeros: Laura X, Gabi e Iván quien iba a  ir a atletismo, y solamente iba Iván cuando se lo dije pensé que al no ir ni Laura X ni Gabi no querría acudir pero me equivoqué pues me dijo que no pasaba nada que quería hacer atletismo, así que comenzó a ir a atletismo. Y aunque lleva poco tiempo, va muy contenta, aunque correr no corra mucho y no lo haga demasiado bien pero tiene todo el curso para mejorar. Y yo estoy deseando verla en la pista porque jamás en mis mejores sueños pensé que podría correr...Y esto me demuestra que con trabajo, tesón, constancia, apoyo, cariño... en la vida se consiguen cosas que a priori parecían imposibles.

1 de octubre de 2017

El primer concierto de Mini Yo

Ya sabéis que a Mini Yo le empieza a gustar escuchar música y bailar, y este verano me dijo que quería ir a un concierto, así que lo primero que pensé fue que fuéramos al de Enrique Iglesias porque conocía varias canciones pero pensé que habría demasiada gente y a lo mejor se agobiaba un poco, así que al final no fuimos y menos mal porque por lo que me contaron fue un verdadero fiasco.
Pero no descarté la idea de irnos juntas a un concierto, al final del verano durante el Festival Intercultural actuaba un grupo "La edad de oro del pop español" y cantaban canciones que a mi me chiflan y me apetecía mucho ir, así que hable con Bea, la madre de Iván (compañero de clase de Mini Yo), para ir los cuatro porque a su hijo le gusta mucho ir de conciertos y me había contado que este verano habían asistido a unos cuantos, que si lo llego a saber me apunto. Y llegado el día nos fuimos los cuatro, primero a cenar algo allí y luego al concierto, lo pasamos genial, Mini Yo intentaba cantar las canciones al verme cantar a mi que me las sabia todas pues eran de mi etapa juvenil (una que ya es un poco carroza, como se decía en mi época), luego Mini Yo aplaudía, alzaba las manos hacia arriba intentado seguir el ritmo y fue capaz de botar, siiiiii botar, que no sabéis lo que la costó y aunque algunas veces no fue capaz de despegar los pies del suelo, otras sí. Y su sonrisa era amplia y maravillosa, disfrutó un montón y yo también al verla tan feliz...Al terminar el concierto dijo que quería repetir y que se lo había pasado chachi. Así que a partir de ahora podemos hacer otra cosa juntas y en la que disfrutamos las dos, y me encanta la idea de compartir más tiempo con ella y pasándolo bien las dos juntas¡¡¡¡¡¡

15 de septiembre de 2017

!17 Años!!!!!

Hace unos días fue el cumpleaños de Mini Yo, 17, que se dice pronto...Siempre intento que el día de su cumpleaños sea especial para ella y suelo cogerme el día libre en el trabajo para estar juntas. Qué hicimos? Nada más levantarse le di un detalle  (cinturón) porque su regalo estrella (una Tablet) no había llegado ya que la tuve que comprar por internet y le había prometido ese regalo si hacia todos los deberes que le habían mandado en el colegio y vamos que sí los terminó, aunque un poco al limite de tiempo para que llegase la Tablet el día de su cumple. Pero Mini Yo  lo entendió a la perfección porque cada vez está más madura y va comprendiendo mejor las cosas, que su regalo era la Tablet aunque llegase a casa unos días más tarde. Después fuimos a casa de sus primos, no sin antes pasar por la tienda de chuches porque dos días antes le habían dicho que el día de su cumple se pasara por allí, y claro a Mini Yo no se le olvida nada, y pasamos, y cuál fue su regalo? un cono de sus chuches favoritas junto con sobres de cromos de futbol, y después recogimos a su prima Celia que le iba a acompañar a Cadena 100 a comprar platos, vasos, globos...para decorar la terraza de mi hermana porque por la noche íbamos a cenar toda la familia allí. Que emocionada y mayor se sentía por ir solas las dos primas juntas a comprar las cosas (aunque yo estaba en la puerta esperándolas), después se fue con sus abuelos a comprar unos zapatos azules (ese era su regalo), más tarde  recibió un reloj, un montón de llamadas de telefono de varias tias mías; y nos fuimos a comer a su restaurante favorito, si, al Burger King, y a la vuelta a casa nos encontramos con una compañera de mi trabajo y como Mini Yo le dijo que era su cumple le prometió que al día siguiente tendría un detalle. Después de una siesta nos fuimos a casa de los abuelos para que se quedara allí un rato ya que yo iba a decorar la terraza: la pusimos llena de globos, la mesa con todo lo que habían comprado, y encargamos la cena: unas pizzas. Al llegar el postre: tiramisú, le cantamos el cumpleaños feliz y mis sobrinos le dieron sus regalos: Celia una pulsera, y Juan un estuche para el colegio y unas pinturas para pintar en casa; tengo que decir que ambos hermanos habían comprado los regalos con el dinero de su hucha, lo cual tiene mucho mérito y demuestra lo que quieren a Mini Yo pues solamente tienen 9 y 12 años. Y mi hermana y cuñadin le regalaron una enorme y precioso ramo de flores además de prometerle una tarde de compras. Al anochecer nos fuimos a casa, Mini Yo iba contenta y emocionada por el gran día que había pasado y solamente me decía que cuando volvía a celebrar su cumple y que mañana tendría otro regalo: el de mi compañera.

29 de julio de 2017

Cuarto "Respiro Familiar"

Mini Yo regresó ayer de su "campamento" como ella lo llama, aunque en realidad es un Programa Vacacional ofrecido por el Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedades Raras  y sus Familias (CREER) ubicado en Burgos, Centro que depende del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; y donde Mini Yo por cuarto año consecutivo ha disfrutado de doce días en compañía de otros chicos como ella, de diferentes actividades como jugar a los bolos, ir a la piscina, bailar, ir de compras...mientras que yo he "disfrutado" durante esos días de ocuparme y preocuparme solamente de mi, de aprovechar para quedar con amigos sin depender de mis padres para que se queden con ella (y eso que siempre están dispuestos para que yo salga), doce días que son auténticas vacaciones (mentales, sobre todo) porque no estoy pendiente de horarios, de llegar puntual a casa porque llega Mini Yo, ni pendiente de que haya yogures, petits...ni pensar en cenas...
Y Mini Yo se fue llorando y diciendo que cuando lo volvía a pedir, así que gracias a todas las personas que trabajan en el CREER por lo mucho que ha disfrutado y gracias al Ministerio por este fantástico y maravilloso Programa que nos permite a las dos estar de "vacaciones" y descansar la una de la otra,  que una vez al año no hace daño y nos viene muy bien.

9 de julio de 2017

Cuarto cumpleaños!!!!!

Hoy el blog cumple cuatro años, parece mentira que haya pasado tanto tiempo....Este último año ha sido muy especial porque el blog fue nominado en tres categorías: personal, ocio familiar y educación en los Premios Madresfera y aunque no llegamos a la final quedar cuartas en la categoría de personal fue un logro importantísimo.
Gracias a estar nominadas creé la página de Facebook, me hicieron una entrevista en una cadena de televisión local (que han visto 715 personas), tengo 32 seguidores y las visitas al blog aumentaron de manera brutal.
Pero lo más importante fue volver a darme cuenta de lo que significaba para mí el blog (la alegría que me proporcionaba leer viejos post y ver los progresos de Mini Yo). Gracias a la nominación descubrí lo que nos quieren no sólo nuestra familia y amigos sino los amigos de mi familia y los amigos de mis amigos porque muchos de ellos nos hicieron llegar WhatsApp muy emotivos, de apoyo, de cariño...
Otro año más, sigo sorprendida: con los fieles lectores, por la cantidad de personas que leen un post...y todo ello contribuye a que quiera seguir para cumplir otro año más.
Gracias a todos por seguir nuestras andanzas.

De nuevo...vacaciones en Islantilla

Acabamos de regresar  después de seis estupendos y maravillosos días en el hotel Islantilla Golf Resort. Toda la familia ha disfrutado de unos días de descanso y relax pero sobre todo yo porque durante estos días ni me he ocupado ni preocupado de Mini Yo.
Mini Yo se ha sentido muy cómoda porque conocía el hotel del año pasado y con más libertad ya que podía salir y entrar libremente del MiniClub, bajar con su prima Celia (las dos solas) al pintacaras, y salir del comedor para ir a la minidisco (verla cantar e intentar seguir la coreografía con esa cara de felicidad es algo imborrable y que hizo que casi se me cayeran dos lagrimillas de emoción).
Gracias a todo el equipo de animación: Eva, Goby, Lidia y sobre todo a Veronica por sus palabras que viniendo de una persona ajena a tu círculo de allegados calan más hondo y te animan a seguir luchando.
Gracias a Mar (por tu amabilidad y tus palabras para con Mini Yo) y por tener el agua preparada en la mesa para que tanto Mini Yo como su prima pudieran cenar rápidamente y salir disparadas del comedor para disfrutar de las actividades, gracias a Alicia por sus postres (que para una golosa como yo, han sido mi perdición) y sobre todo por tu insuperable tocino de cielo, gracias a la socorrista que estuvo muy pendiente de Mini Yo cuando la vio en la piscina que cubría, gracias a Manu por no perder la sonrisa y ser el "novio" de Mini Yo, gracias a la persona que atendía la plancha en el desayuno por su paciencia con Mini Yo cuando le pedía un huevo frito, y gracias a todos los que habéis tenido una sonrisa y una palabra amable para ella.
Todos habéis contribuido a que durante estos días mejorase su autonomía y su autoestima, se lo pasara tan bien que Mini Yo se fue llorando y preguntando cuándo vuelve; y sobre todo gracias por estos maravillosos días de paz, tranquilidad, relax total que hacen que volvamos a la rutina diaria con las pilas cargadas y sobre todo que estemos deseando volver al hotel.