3 de febrero de 2019

Enhorabuena "Campeones"

Ayer no vi la Gala de los Goya porque fui a disfrutar del espectáculo de Sara Baras pero sí me acorde de ella porque la película "Campeones" tenia 11 nominaciones a los premios y mentalmente les deseé lo mejor. Lo cierto es que esta mañana recibí de mi grupo de WhatsApp del colegio el video con el discurso de Jesús Vidal, lo he visto varias veces porque creo que es un discurso emotivo, sincero, que habla con el corazón y desde el corazón. Y como madre me ha hecho llorar la frase dedicada a sus padres pues creo que a todos los padres que tenemos hijos con discapacidad nos encantaría escucharla.
Que soy fan de la película no es nuevo: este es el tercer post que le dedico, se la he recomendado a todo el mundo y creo como dijo mi hermana:"que esta película puede hacer mucho más por la integración que muchas campañas de concienciación".
Mi más sincera enhorabuena a todo el equipo, a David Marques por el guion, a Javier Fesser por tener la valentía, el valor, el amor y la paciencia necesaria para trabajar con personas con discapacidad, agradecimiento que hago extensivo a todos.
Y sobre todo gracias por creer en ellos, porque cuando se cree en nuestros hijos nos demuestran que son capaces de conseguirlo; gracias por dar visibilidad a nuestros hijos y por mostrar como son: personas sinceras, sin malicia, bondadosas, buenas, luchadoras...
A todas las personas que se emocionaron escuchando ese discurso les pido que si alguna vez se encuentran, trabajan, hablan con personas con discapacidad no olviden que son capaces de muchas más cosas de las que nos pensamos, sólo hay que darles la oportunidad.
Gracias, gracias, gracias, Jesús Vidal por demostrarte y demostrar que si se quiere se puede, y por enseñar que en numerosas ocasiones son las personas "capaces" las que creen que no lo conseguiréis pero tú les has enseñado con este premio lo equivocados que están.
Felicidades "Campeones"

1 de enero de 2019

Adios 2018

Ayer dijimos adiós a un buen año para Mini Yo,  fue un año en el que comenzó una nueva etapa en el colegio (Transición a la Vida Adulta) y le fue mucho mejor de lo que yo esperaba; cumplio dieciocho años y lo celebramos con un inolvidable viaje a Disneyland París; celebramos la comunión de su prima Celia, volvimos a Islantilla toda la familia, disfruto viendo la película "Campeones", se tomó su primer café en una comida familiar. Y ha hecho algunos avances, pequeños y pocos, pero sigue avanzando.
Así que los 365 días que tenemos por delante son 365 oportunidades de ser feliz, de disfrutar con la familia y amigos, de aprender, de mejorar, y de superarse.
Feliz 2019

17 de diciembre de 2018

Despacito...

Si, como una de sus canciones favoritas: "despacito..." va recorriendo el camino para aprender a leer y aunque este camino para llegar a la meta está resultando muchisimooooooooooo más largo de lo que yo imaginaba, lo cierto es que poco a poco vamos vislumbrando la meta porque está empezando a leer de forma silábica, de manera muy lenta y no siempre lo hace bien pero es un avance; y creo que ahora ya está enfocada en la dirección correcta con la lectura silábica porque la lectura global al final no dio los resultados esperados.
Despacito... va ampliando su vocabulario y no solo lo amplia sino que lo emplea de forma correcta, lo cual constituye un importante logro porque eso significa que piensa las cosas. ¿Y que frases nuevas usa? pues cuando le dices que haga  algo su respuesta es: "estoy en ello" o si le preguntas qué hace o qué  tiene ahí, su respuesta es: "cosas mías". Y esto es una  mínima muestra de ello. Pero además su vocalización ha mejorado sensiblemente tanto con palabras que conocía y empleaba como con nuevos vocablos.
Despacito...va haciendo conexiones lógicas y aunque a veces no las hemos entendido a la primera porque no era eso de lo que hablábamos luego hemos visto que lo había hecho bien.
Así que como dice la canción "Despacito, pasito a pasito..." va avanzando y mejorando y eso es lo importante que no pare de avanzar aunque sea "despacito".


19 de octubre de 2018

¡18 años!

El mes pasado Mini Yo cumplió dieciocho años y para cualquier persona es una edad importante en nuestra vida porque entramos en otra etapa al ser mayores de edad y aunque para Mini Yo no es realmente así quería que fuese un día especial y que recordase durante mucho tiempo este cumpleaños. Por eso le regale el viaje a Disney como os conté en el post Disneyland Paris: el regalo por los 18 años de Mini Yo pero no quería dejarla sin regalo ese día cuando se despertase, así que como le gustan mucho los álbumes de fotos, le había hecho un Hoffman de sus dieciocho años de vida. El álbum tiene casi cien páginas y seiscientas veinticuatro fotos y me ha llevado ocho meses de trabajo, pero el esfuerzo ha valido la pena porque le encantó; mientras lo veía iba nombrando a las personas que aparecían en él, los lugares en los que había estado...Luego se fue a comer con los abuelos y con sus primos, por la tarde Margarita (la señora que la cuida) le regaló su primera barra de labios y después su tía Beatriz le llevó a comprar un reloj, sus primos le regalaron una preciosa cruz de plata con su nombre, ellos la tienen igual porque se la habían regalado en sus comuniones y a Mini Yo le gustaba mucho. Y para terminar el día, cenamos toda la familia junta en uno de sus sitios favoritos "La taberna del herrero" donde había reservado un pequeño comedor para nosotros y que decoré con dos grandes globos que representaban su edad. Mis padres le regalaron una preciosa pulsera con su nombre que era de mi madre, mi tía Uchi una sortija, mis tías una gargantilla...
La verdad es que estaba toda emocionada y muy nerviosa cuando finalizó el día pero sobre todo estaba feliz. Y eso que aún le quedaba celebrar su cumple con sus compañeros de colegio que lo hizo dos semanas más tarde, y donde disfrutó muchísimo con los diferentes juegos y actividades que le prepararon.
Así que espero que sus 18 años los recuerde durante mucho tiempo como una fecha especial en su vida.

31 de julio de 2018

Superado el primer curso de Transición a la Vida Adulta

Este junio Mini Yo terminó su primer curso de Transición a la Vida Adulta, etapa que va dirigida a adquirir una mayor autonomía tanto a nivel personal (asearse, vestirse y desvestirse) como en la vida diaria ( hacer la compra, cocinar, limpiar...) y también les van introduciendo en el mundo laboral (tienen diferentes talleres para ver en cual encajan mejor).
Y como ha ido el curso? pues mucho mejor de lo que pensaba ya que sus informes han sido muy buenos, realmente estoy sorprendida porque uno de los talleres era de carpintería y se le ha dado verdaderamente bien y este ha sido el comentario del profesor: "te gusta manejar todo tipo de herramientas eléctricas, eres muy respetuosa con la seguridad de ti misma y de los demás, mantienes un ritmo de trabajo adecuado, constante..."
Otro de los comentarios que ya sabia es que es capaz de hacer más cosas de las que ella cree y de lo que los demás pensamos, lo que ocurre es que siempre dice que no sabe por sistema pero si se insiste y se está con ella, Mini Yo es capaz de hacerlo sola y sin ayuda solamente necesita un adulto a su lado para sentirse segura.
Así que después de leer sus "notas" como las llama Mini Yo, la verdad es que estoy realmente muy contenta por como le ha ido el curso. Ahora toca descansar, relajarse y disfrutar de las vacaciones para coger fuerzas para un nuevo curso.

15 de julio de 2018

Tripitimos: Vacaciones en Islantilla

Hace una semana que regresamos de pasar unos maravillosos, fantásticos e inolvidables días de vacaciones familiares en nuestro paraíso particular: Islantilla Golf Resort. Esta ha sido nuestra tercera vez, y vamos porque todos nos sentimos como en casa pero sobre todo por lo bien cuidada y atendida que está Mini Yo en el Mini Club; y lo despreocupada, relajada y tranquila que estoy yo sabiendo que Mini Yo está disfrutando muchísimo de todo: mini club, pintacaras, mini disco, cine...
Este año, Mini Yo tenia más libertad: podía entrar y salir del mini club sola, bajar al comedor sin acompañante, ir ella al pinta caras, deambular por el comedor a la hora del desayuno (inciso: bajamos a desayunar sobre las 08:30 para no molestar excesivamente a otros huéspedes) y esa libertad ha contribuido a mejorar su autonomía y su autoestima. Y no os penséis que soy una cabeza loca y que no estoy pendiente de ella durante esos días, pero lo que hicimos para que pudiera andar sola por el hotel fue: primero que se aprendiese el número de habitación y cada vez que íbamos juntas, Mini Yo la buscaba por el pasillo con la llave y abría la puerta, después decirle que si se perdía fuera a recepción y por ultimo en el Mini Club le hicieron una pulsera con su número de habitación por si se desorientaba; así yo estaba tranquila y Mini Yo feliz porque iba ella sola (no siempre) pero bastante a menudo.
Por qué hemos vuelto por tercer año consecutivo al Islantilla Golf Resort? porque todos nos sentimos como en casa; que se acuerden de ti, te den un abrazo y sonrían al verte te hace sentir que estás entre amigos; Mar, la camarera que atendía nuestra mesa y que en cuanto nos vio nos puso un cartel en una mesa para que siempre tuviéramos la misma; Alicia (repostera) que al vernos y decirle que nos encantaba su tocino de cielo dijo que lo iba a hacer y nos avisaría, y este año ha hecho unas tartas de mousse de chocolate que al comerlas rozabas el cielo de gusto (estoy salivando mientras lo escribo solamente al recordarlas) sin olvidar la fantástica tarta que hizo el día de nuestra llegada para mi sobrino, Juan, que cumplía años y que previamente habíamos encargado; Kristilla, la persona que hace los cocteles y, nos pone las copas y los smothies...y por supuesto no puedo olvidarme el enorme y cariñoso abrazo en el que nos fundimos Bea (animadora) y Verónica (capitana de los animadores) y yo al vernos; que una animadora del año pasado, Lidia, que está de vacaciones en Islantilla se acerque al hotel para saludarte y ver a Mini Yo, y a otros niños; que te acerques a conocer a la persona que hace las reservas, Ely, para poneros cara; al director del hotel para agradecerle la carta de bienvenida y te dediquen su tiempo...por todos esos detalles personales que hacen de tus vacaciones sean inolvidables, y que nos sintamos apreciados y queridos hemos vuelto...y espero que volvamos e incluso hemos hablado de pasar más días pues seis nos saben a poco.
También es reconfortante y muy agradable encontrarte con otras familias que repiten, y que te comenten que ven mucho mejor a Mini Yo.
Pero si hemos regresado ha sido sobre todo por el equipo de animación, porque ellos son los que han cuidado, atendido y se han preocupado por Mini Yo; gracias Bea, María, Raquel, Patrick y Verónica porque toda la familia ha disfrutado viendo a Mini Yo jugar con los otros niños, participando en los juegos de la piscina, bailar en la mini disco...vosotros habéis hecho posible que el día de nuestra marcha Claudia, Diego y Lucia (entre otros) se fundieran con Mini Yo en un gran abrazo y le dijeran que el próximo año se volverían a ver.
Y que Mini Yo a su vuelta a casa diga que quiere aprender a leer y a escribir porque ella quiere trabajar en el Mini Club del hotel, eso indica lo bien que se siente y lo feliz que es Mini Yo allí; y por todo lo que acabo de escribir es por lo que hemos tripitido nuestras vacaciones en Islantilla Golf Resort (nuestra casa de vacaciones).

13 de julio de 2018

¡Hemos cumplido cinco años!

Pues sí, este lunes ha hecho ya cinco años desde aquel primer post, y la verdad me parece increíble...nunca hubiera pensado que escribir sobre la vida de Mini Yo iba a proporcionarme tantas alegrías, que iba a conocer virtualmente a personas a las que "aprecio" y con las que comparto muchas cosas aunque no nos conozcamos físicamente.
Parece mentira que haya escrito 156 post y que el blog tenga más de 55.000 visitas, que haya personas que nos leen y siguen desde el principio, y sean participes de la evolución y mejoría de Mini Yo; porque uno de los objetivos era plasmar sus progresos para que si alguna persona aterrizaba aquí por casualidad y estuviera pasando por un proceso similar viera que trabajando se consiguen progresos. Pero sobre todo, tengo que decir, que me ayuda muchísimo a mi en los malos momentos porque releer viejos post y ver sus progresos me hace seguir adelante; pero sobre todo estimula, las palabras de aliento y ánimo que me decís en los comentarios.
Así que muchas gracias a todos por estos cinco años.