21 de febrero de 2014

Momento bajón

Nunca os he hablado de mi "momento bajón", siempre doy o creo que doy la sensación de ser una persona alegre, positiva, optimista...y lo soy; pero ser alegre, optimista y positiva no quita para que haya tenido mi "momento bajón".
El momento bajón ocurría por cualquier nimiedad, no había un detonante importante, podía ser que mi madre me dijera que tenía mala cara, que mi jefa me corrigiera o que una compañera hiciese alguna pregunta inoportuna... Y entonces mis ojos empezaban a llorar como si no hubiera un mañana, vamos que parecían las Cataratas de Niagara, era llorar y llorar, sin motivo aparente y sin razón. En esos momentos solo quería llorar y hablar, explicar como me sentía y que el que estaba a mi lado me escuchara sin más, sin decir nada...
Muchas veces eso ocurría cuando estaba con mi madre o con mi hermana pequeña, y la verdad aunque ambas intentaban animarme, decirme cosas para que dejara de llorar, yo las miraba pero ni las escuchaba ni me comprendían. Como me iban a comprender!!!. Sus preocupaciones como madres eran otras, muy diferentes a las mías, a mi solamente me entendía una madre que estuviera en mi misma situación, pasando por lo mismo o parecido. Y tenia ganas de gritar: "callaos, no veis que nunca entendereis por lo que estoy pasando, que nunca tendreis mis miedos, mis preocupaciones porque mama nosotras no somos como Mini Yo o hermanita tus hijos no son Mini Yo", evidentemente no lo decia porque tanto mi madre como mi hermana lo hacían con su mejor intención, porque sé que verme en ese estado tan lamentable les dolía profundamente y ellas querían que dejara de llorar, que estuviera bien...y yo sólo quería irme a mi casa a seguir llorando, llorando y llorando.
Porque el momento bajón duraba tres días, ni uno más ni uno menos, y durante esos tres días, lloraba y lloraba a cualquier hora y en cualquier sitio (una vez iba conduciendo y tuve que aparcar el coche porque las lágrimas no me dejaban ver la carretera, imaginaos como era el llanto). Al cuarto día, una vocecita interior, me decía: "se acabó, te tienes que poner las pilas porque llorar no sirve de nada, no arregla nada, así que como ya te has desahogado ahora toca seguir". Y terminaba el momento bajón.
Al principio el momento bajón lo tenia cada tres meses, luego cada cuatro, luego cada seis y al final una vez al año; por lo que tanto mi madre como mi hermana se "acostumbraron" a mis lloreras y se preocupaban un poquito menos, porque ya sabían el funcionamiento. Y desde hace ya varios años, si mi memoria no me falla, concretamente cinco años, no he tenido el momento bajón.

24 comentarios:

  1. El mismo proceso que he vivido yo... Llegó un momento en el que decidí "dejarlo ser", sabiendo po-si-ti-va-men-te que pasaría. Porque, efectivamente, todo pasa. Y esos momentos bajón son una forma más de exorcismo emocional, la sabia manera que nuestra alma tiene de parar y hacer el necesario reseteo.
    Hay que aceptarse, quererse, comprenderse y no juzgarse jamás. Y dar las gracias cada día, simplemente por vivirlo.
    Un abrazo, campeona.

    ResponderEliminar
  2. Ay hija mía, no me puedo poner en tu lugar porque no lo he vivido, pero si te hace falta llorar, llora. Sácalo todo y no dejes nada dentro que no hace ningún bien. Poco o nada puedo ayudar, pero aquí estoy para leerte. Muakssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, con saber que alguien lo lee, me vale.
      Besos

      Eliminar
  3. Llorar es muy saludable! Es la forma que tenemos de sacar todo lo que nos pesa dentro...
    Me siento identificada en lo de ponerse a llorar y llorar por cualquier cosa que te diga alguien...
    Me alegro que esos momentos de bajón se hayan reducido tanto!!
    Y cada vez serán menos...
    Un besitoo

    ResponderEliminar
  4. Y nadie lo vive como tú pero los que estamos a lado hombro con hombro también tenemos nuestro momento de bajón porque nos gustaría ayudar, nos gustaría dar ese soporte, ese cariño, esa seguridad de que "todo estará bien" aunque sepamos que la "normalidad" no existe en estos casos y que simplemente existe el ser EXTRA-ORDINARIO... Me pasa con mi hermana y me pasa su momento de bajón y vivir tan lejos de ella es duro porque no puedo ayudarla y tan sólo me queda admirarla y saber que madres como ella, como tú nos enseñan que el amor y la entrega es infinita. Aquí estamos para tus momentos de bajón pero siempre sabiendo que lo mejor de esta vida es la sonrisa de tu mini-yo. Un besote para María y un abrazo a tu alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tus preciosas palabras de ánimo. Tu hermana sabe que estás con ella en la distancia y que puede contar contigo.
      Besos

      Eliminar
  5. Y llorar es tan sano, tan necesario, tan renovador... todos lo necesitamos y más quien se autoexige demasiado pues al fin y al cabo es eso, pretender que vaya todo como deseamos y que no nos salga tan bien. Pero lo haces bien, seguro. Eres valiente!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ayuda mucho saber que la gente cree en ti.
      Besos

      Eliminar
  6. Yo no puedo imaginarme por lo que pasas aun que soy madre y mis miedos son muchos como tu bien dices hay que estar pasando algo parecido para comprenderte pero lo que si sé son esos esos momentos de bajón y llorar te desahoga tanto!!! Somos humanos al fin y al cabo. Te deseo todo lo mejor y te mando mucha vibra!!!! ;))

    ResponderEliminar
  7. Llorar a veces es un desahogo fantástico.. Me alegro que lleves 5 años sin momento bajon! :)

    ResponderEliminar
  8. Necesitabas desahogarte, Pero lo que hacías fenomenal además de llorar es hablar porque hay que expresar lo que sentimos, no podemos guardarlo dentro porque puede hacernos más daño.
    Felicidades por ser tan fuerte y pasar por lo que estas pasando. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pero no soy tan fuerte, me hacen fuerte las personas que tengo a mi lado.
      Besos

      Eliminar
  9. Enhorabuena por esos 5 años sin bajon!!! Tiene que ser realmente dificil. No creas que tu madre y hermana no te entienden porque aunque de una manera diferente ellas lo pasan mal tambien... por su hija, nieta, sobrina y hermana.. por no saber o no poder cambiar lo que pasa. Por no poder evitar a ti y a tu miniyo el sufrimiento y al fin y al cabo ¿no es exactamente eso lo que te gustaria a ti para tu peque?. Desde luego tu preocupacion es mas profunda porque stas con ella todos los dias y a todas horas y no puedes evitar darle mil vueltas y preocuparte por ella, su futuro... llora todo lo que te haga falta que de vez en cuando es buenisimo!! Y si necesitas cualquier cosa ya sabes donde estamos. ;-). Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, lo mismo te digo; ya sabes que puedes contar conmigo.
      Besos para toda la familia

      Eliminar
  10. ESos momento de bajón lo hemos tenido todos y creo que son necesario...una vez superados parece que el sol brillara con más fuerza.

    Me alegra que los hayas superado...

    Besos felices

    ResponderEliminar
  11. Sólo puedo darte más ánimo para seguir son bajones. Mealegro de que esté todo superado. Hay que ser fuerte por los peques y cada uno tenemos una situación diferente y la t ya un poco más especial. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Ais vivan esos cinco años y por muchos más. El estado de ánimo y nuestro cuerpo es tan tan complicado... me alegro q t hayas abierto y lo hayad contado. Me alegra ver todo el apoyo y las palabras bonitas q t están dedicando. Todos estamos bajoneros o chof en algún momento... ánimo y a seguir así de bien! Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Sara, si hay celebrar los cinco años y los que vendrán!!!!!!
    Un beso

    ResponderEliminar