6 de marzo de 2014

R de Rara

Según la RAE (del lat. rarus) Que se comporta de un modo inhabitual. Extraordinario, poco común o frecuente. Escaso en su clase o especie. Insigne, sobresaliente o excelente en su línea. Extravagante de genio o de comportamiento y propenso a singularizarse.

Vistas las definiciones que da la RAE, no se con cual quedarme...
Voy a elegir "que se comporta de un modo inhabitual"; si ya, en el embarazo me comportaba de forma "rara", puesto que me pasaba el día muerta de sueño; yo que nunca necesité dormir mucho por la noche porque con una siestecita arreglaba el cuerpo (a fecha de hoy sigue así), pues oye que me iba durmiendo por las esquinas. Otra rareza, quería desayunar pincho de tortilla, yo que no tomo nunca un alimento sólido a primera hora de la mañana, solamente cafe solo; y la última rareza, pero rara, rara, que no soporto la comida del Mac Donalds o del Burguer King, y de repente me parecía el mejor manjar del mundo.
Rarezas a parte, me sentí "rara" durante el embarazo, verte con esos kilos de más (no demasiados en mi caso), imaginarme como me sentiría con el bebe en brazos, también fui un poco "rara" en eso ya que no quise saber si era niña o niño, porque realmente me daba igual.
Cuando nació Mini Yo me sentí "rara", era madre, con todo lo que eso llevaba...y en aquella época no me podía ni imaginar lo que era sentirse "rara". Porque a medida que pasaba el tiempo y viendo que Mini Yo no hablaba, me recomendaron hablarle mucho, así que imaginaos la escena: yo llevando una sillita con Mini Yo y contándole todo lo que veía por la calle o todos los recados que íbamos a hacer. Vamos que más de una persona me miraba por la calle como si estuviera loca...hablando a un bebe.
Mi maternidad está siendo "rara" porque es diferente, no es como la había imaginado ni como me la habían contado (nunca me la hubiera imaginado así), pero estoy disfrutando de ella de otra forma, de otra manera...y a veces, todavía me siento "rara" siendo madre y siento que soy una madre un poco "rara".

"La maternidad de la A a la Z" es un carnaval de blog iniciado por Trimadre a los 30 que consiste en que cada madre participante describa un sentimiento al que ha descubierto un nuevo sentido con la maternidad, o una faceta de su personalidad que desconocía antes de ser madre. El objetivo es crear en red, colaborando unas con otras, un "Diccionario de Madres" con el que reírnos, emocionarnos y conocernos un poco más.

Síguelo en Twitter "azdelamaternidad"


17 comentarios:

  1. Gran explicación, sí. Debo confesar que yo también me dormía y tampoco soy dormilona.... Jejje. Pero sí la maternidad siempre es diferente de lo que imaginamos y en tu caso más si cabe. Eres una gran madre rara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Virginia, pienso que en todos los casos ya que nuestros hijos nunca son como nos los imaginamos.
      Me ha encantado lo de "gran madre rara".
      Besos

      Eliminar
  2. Pues yo no creo que seas tan rara...eres tú!!! En cuanto a la maternidad, todas nos sentimos raras, no??? o más bien diferentes...

    Eres extraodinaria!!! Besos felices!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, más bien nos sentimos diferentes!!!!
      Besos

      Eliminar
  3. Mi anterior comentario se perdió. Así que repito...
    Te decía que la palabra rara está demasiado infravalorada, Raro es diferente, especial, y eso siempre es bueno. Los normalitos son aburridos, los raros aportan interés a este mundo!
    En cuanto a la maternidad, en unos parámetros u en otros, la maternidad es rara para todas, es diferente siempre a cómo la imaginábamos. Ni mejor ni peor, solo diferente...

    ResponderEliminar
  4. Claro que si; lo raro, lo diferente es mucho más atractivo; solo hay que saberlo ver.
    Por supuesto que nos sentimos diferentes y especiales.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Eres la segunda persona que conozco que no quiso conocer el sexo de su bebé... Y la verdad no es que me parezca raro, ¡Es que no sé cómo pudiste aguantar sin saber! Jeje

    Cada uno tenemos nuestras rarezas y la verdad es que en el embarazo o se acentúan, o desaparecen y vienen nuevas a "alegrarnos" la vida, alterando nuestra normalidad rara. A mí no me gustan nada los dulces. No como ni tartas, ni pasteles, ni cosas así. Sin embargo embarazada me da por comer bollos, galletas y cosas de esas. En fin...

    Un besazo guapa! Eres una rara extraordinaria, que lo sepas. Muak!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Veronica. Me ha encantado que me llames rara extraordinaria, pero no me siento así, si no una madre más, un poco diferente eso si.
      Besos

      Eliminar
  6. Esta vez, me toca disentir.
    Durante el embarazo, no me sentí rara, me sentía MUY ESPECIAL. Recuerdo todo el embarazo como una de las épocas más bonitas de mi vida, no recuerdo haber tenido antojos, ni haber cambiado mis hábitos, salvo quizás a hacerlos más saludables. Recuerdo haber hablado mucho con mi okupa cuando estaba en mi barriguita, si bien no de forma pública.
    En cuanto al proceso de maternidad, ha supuesto una adaptación progresiva de mi vida que no me ha costado especialmente. No digo que haya sido fácil, ni que el cambio haya sido pequeño, pero la verdad es que mi maternidad es lo mejor de mi vida desde el momento del embarazo.

    Yo escogería la E de Especial. Y considero que Mini yo tambien es Especial y tu Sara eres Especialmente Fuerte, así es como te definiría.

    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  7. Hola, pues no creas que disientes tanto, verás me sentí "rara" pero fue una época maravillosa en mi vida ya que tuve un embarazo de fábula y además de sentirme muy alegre y feliz porque iba a ser madre. Le hablaba a mi "okupa" como tu dices y le ponía música.
    Pienso como tú, que mi maternidad es lo mejor que me ha pasado en la vida.
    Gracias por darme la idea para las letras E de Especial y F de Fuerte, y sobre todo gracias por definirme así, me han salido coloretes.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola, guapa, el embarazo fue una época en la que fui muy feliz, aunque tuve mis rarezas, supongo que como muchas.
    Gracias por decirme que soy una "rara extraordinaria".
    En este post me estáis dejando unos comentarios con unas frases...que jopetas (como diría Mini Yo)
    Besos

    ResponderEliminar
  9. En mi embarazo no me senti rara,pero si despues.....esas culpas que me acechaban.....ese no ser como esperaba. Creo que todos, de alguna forma, compartimos esas rarezas. Y al final, hoy por hoy, soy "rara" porque hago las cosas asi, y no asâ.....mi primer post, o uno de los primeros, se llama "soy rara, o eso dice mi ". Para que veas.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paula, yo creo que todas nos sentimos "raras" por la forma en la que hacemos las cosas o por hacer las cosas a nuestra manera.
      Besos

      Eliminar
  10. Todos tenemos rarezas, y eso sumado a que la maternidad nos vuelve pelín "nerviosas" (por no utilizar adjetivos sexistas) pues da como fruto que nada sea como lo esperado y que al final nos sintamos RARAS en nuestra propia piel, porque la hemos soñado muy diferente.
    Te entiendo muy, muy, pero que muy bien.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  11. Gracias Veronica, desde luego que mi maternidad no es como me lo contaron y creo que la de ninguna!!!!
    Besos

    ResponderEliminar